Abre FMyC-UABJO el Museo del Frontispicio, de Oaxaca para el mundo

0
187

 

+ Este hecho muestra el trabajo en equipo entre sociedad, Universidad y autoridades, afirma el rector Eduardo Bautista + El edificio símbolo de la Facultad de Medicina recrea una sala de parto de 1930 con equipo

OAXACA, OAX., abril 29.- El rector de la Universidad Autónoma «Benito Juárez» de Oaxaca (UABJO), Dr. Eduardo Bautista Martínez, y el director de la Facultad de Medicina y Cirugía (FMyC-UABJO), Dr. Luis Manuel Sánchez Navarro, inauguraron el pasado viernes 26 de abril el Museo del Frontispicio de esta Unidad Académica, ante estudiantes, autoridades invitadas y de la Administración Central universitaria.

Acompañados también de la secretaria general de la Universidad, Mtra. Leticia Mendoza Toro; los nietos del destacado médico, académico e intelectual, doctor Ramón Pardo (1871-1940): Beatriz Pardo Martínez y su hermano Ramón, fueron guiados por la directora del Museo, Dra. Lorena Ocampo Tallavas, por las diversas salas del inmueble ubicado en la ex Hacienda de Aguilera, al norte de la Ciudad de Oaxaca, que a partir de este lunes 29 de abril abrió sus puertas al público.

El rector Bautista señaló que este hecho “es muestra del trabajo en equipo entre sociedad, Universidad y autoridades, un vínculo constante con el pueblo, donde demostramos que contamos con un acervo importante, una memoria genética de la medicina en la entidad y en el país”.

Asimismo, agradeció a la familia Pardo por las donaciones al Museo del acervo del patriarca de la familia, lo que representa más de 30 años de trabajo exhibidos y con acceso abierto a la sociedad.

COLECCIÓN HISTÓRICA

El Museo del Frontispicio, ubicado en lo que fue el casco de la ex Hacienda de Aguilera, cuenta con la recreación de una sala de parto de 1930 y el equipo quirúrgico correspondiente.

Libros de herbolaria, medicina antigua china, prehispánica, egipcia, griega, de la época del Renacimiento hasta el desarrollo de la fisiología, microbiología, el código badiano, antibióticos, rayos X, anestesiología y sobre el descubrimiento de las vacunas, así como investigaciones de los hongos alucinógenos.

También una sale con figuras de órganos humanoides y animales de plastinación, resultado de casi tres décadas de trabajo de la doctora Ocampo Tallavas, al igual que una botica y vitrina de ginecoobstetricia.

Otro elemento que resalta en el museo es un cráneo deformado intencionalmente, descubierto en una cueva subterránea de la zona Mixe, que gracias al pintor Francisco Toledo está bajo resguardo de la Máxima Casa de Estudios.

En la parte alta del Frontispicio se ubica una biblioteca con libros antiguos, más del 90 por ciento donados por la familia Pardo, y la Sala Magna “Benito Juárez”, restauradas por la actual administración de la Facultad de Medicina.

LABORATORIO DE FARMACOLOGÍA

El mismo viernes 26 de abril, las autoridades universitarias develaron la placa del Laboratorio de Farmacología de la FMyC, además de inaugurar un par de aulas multifuncionales.

El jefe del Departamento de Farmacología, Humberto Cruz García, explicó que en los laboratorios podrán realizarse ejercicios de aplicación de fármacos y experimentación para reforzar el conocimiento teórico y práctico de 337 estudiantes de tercer año, quienes antes compartían laboratorio con Fisiología.

La inversión para equipar el laboratorio que ya comenzó a operar, fue de 700 mil pesos y en él habrá 11 instructores y siete docentes.

Al final, el rector Eduardo Bautista realizó en la explanada el encendido oficial de la camioneta de tres toneladas de la Facultad, que según explicó el director Sánchez Navarro servirá de apoyo para transportar equipo pesado hacia las actividades de estudiantes e investigadores.

INMUEBLE HISTÓRICO

El edificio que alberga el Museo del Frontispicio es parte de la historia de Oaxaca, pues en la guerra de Independencia, el 25 de noviembre de 1812, fue ocupado por tropas del generalísimo José María Morelos y Pavón; en 1866 fue usado por el ejército del general Porfirio Díaz Mori en la toma de Oaxaca; el 22 de abril de 1932 se celebró ahí la conmemoración del IV centenario de la exaltación de Oaxaca como Ciudad, y en sus instalaciones también se exhibieron las joyas de Monte Albán, en un hecho coordinado por el arqueólogo Alfonso Caso.

El 27 de mayo de 1955 el Gobierno del Estado entregó el inmueble a la UABJO y el 27 de marzo de 1968, siendo gobernador Rodolfo Brena Torres y rector Agustín Márquez Uribe, se construyó la Facultad de Medicina.

El edificio fue abandonado luego del sismo de 1979 y en 2013 el Comité pro restauración comenzó su rescate, y a la fecha con el apoyo de la actual administración universitaria se consumó el sueño de verlo convertirlo en museo.