“Con la espada desenvainada”…

0
439

EXPRESIONES. 081222.

Pablo Ramírez Puga.

En política nada cambia, todo se transforma, pero como dijera el clérigo Thomas Fuller: “Cambiar de cama, cura la fiebre”. Y eso es lo que está haciendo el gobernador Salomón Jara, quien para ganar credibilidad y confianza de sus gobernados ha desenvainado su espada y la blande a diestra y siniestra, todavía sin cortar cabezas, pero dando un salto de búsqueda de confianza para su primaveral gobierno.

Es por eso que ha iniciado con la limpieza de nuestro zócalo, tan desgastado por marchas, bloqueos y estado de sitio de parte de pseudo indígenas que se han aprovechado de la blandenguería y corrupción oficial, que prefiere siempre negociar que aplicar la ley, como sucedió durante más de 12 años en que un grupo de triquis hicieron su tianguis político en los portales del Palacio de Gobierno, montados en salvoconductos internacionales generados por la ingobernabilidad manifiesta en el estado. Lorena Merino y sus triquis, todo Oaxaca lo sabe, así como otras organizaciones parásitas se posicionaron del zócalo capitalino y se llenaron las alforjas de dinero emanado del presupuesto oaxaqueño.

El salvoconducto caducó y de eso se aprovechó el gobierno primaveral para implementar un desalojo aplaudido por las sociedad oaxaqueña y ensalzada por los panegíricos oficiales.

La estratagema resultó y ahora se paran el cuello diversos aprendices de políticos que empiezan a tocar la flauta. Sin embargo, todos los mandatarios, al menos en los últimos dos sexenios hicieron algo similar. ¿Acaso Gabino Cué no arremetió en contra de Ulises Ruiz y su séquito? ¿O que Alejandro Murat no quiso dar su golpe de credibilidad asustando a los Gabinistas con aplicarles la ley y sólo logró meter en chirona a Germán Tenorio? ¿Dónde quedó la aplicación de la ley a Castillo, Salvatierra o Vargas Varela? ¿En donde quedaron las obras prometidas, la gobernabilidad siempre negociada, en fin, todo eso que hoy supuestamente también será perseguido para aplicársele la ley?

Definitivamente, es muy pronto para echarle porras al gobernador Salomón Jara, cuando él mismo estuvo en el ojo del huracán por su labor en la SAGARPA durante el sexenio de Gabino Cué, además por la nebulosidad con sus nexos políticos con la delincuencia organizada que jamás fueron aclaradas y que finalmente lo encaramaron hacia la gubernatura.

No se trata de enjuiciar por enjuiciar o de difamar, se trata de que en el ejercicio político prevalezca la congruencia y no nada más el oficio al estilo Fouché para fundamentar una forma de gobernar.

Se entiende que cuando se inicia un gobierno, se debe deslumbrar, pero como dice el estadista español, Felipe González: “Al gobernar aprendí a pasar de la ética de los principios a la ética de las responsabilidades”. Y es precisamente, ahí, en donde se oscurece cualquier buena intención, por muy primaveral que sea, ya que no es lo mismo aparentar honestidad, capacidad y justicia, que actuar en consecuencia.

Y eso es lo que los oaxaqueños esperamos de un nuevo gobierno, más allá de filias y fobias, de capacidades, identificación, amistad, preferencia o conveniencia política. Lo que debe prevalecer es no caer en más de lo mismo, en insistir que haciendo leyes se gobierna, o que aplicando la ley de una manera selectiva es lo adecuado. Si se quiere un cambio verdadero, lo esencial es poner el ejemplo, actuar de acuerdo a la palabra.

Se impone recordar y aplicar lo que la lucidez del mejor gobernante de Oaxaca, expresó en su momento: “La respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder, y no de trajes ni de aparatos militares propios para los reyes del teatro”…

RECORTES POLÍTICOS:

.- ESTÁN DE MODA LAS DECLARACIONES POLÍTICAS, que como palabras al viento, revolotean y se desvanecen de acuerdo a la propiedad de quien las dice… De esa forma AMLO le responde a Lilly Téllez, ante su amenaza de meterlo a la cárcel en el futuro inmediato… Le respondió al cash que: “Si quieren meterme a la cárcel cuando termine, ya saben donde estaré”, señalo el de “La Chingada”…. Y también hay declaraciones locales, como la que vertió la imberbe política, ahora diputada saltarina, Gaby Pérez, quien ante señalamientos de Alejandro Avilés por su cambio de estafeta, muy digna declara: “”No voy a hacer caso a ignorantes y frustrados y con falta de hombría”… ¡Sopas perico!…

.-EL RASTRERISMO EN LA POLÍTICA es uno de los peores cánceres de su ejercicio y así se demuestra con grotescas posturas, como las del ex edil de Xoxocotlán, Alejandro López Jarquín, quien no hace mucho denostó en contra de Salomón Jara y actualmente él y su esposa son fieles acólitos de su doctrina política… Ahí andan paseando su desvergüenza …

.- ¿Y LO DE LAS NOTARÍAS DE ULTIMO MINUTO APA´?...Están confirmadas la entrega de 6 notarías a consentidos de Alejandro Murat… La familia Chagoya se destapó con la cuchara grande, pero también un González Ilescas, Chiñas, Hampshire y Nassar Piñeiro, en fin, se ha premiado la incondicionalidad una vez más… También están pendientes lo de la supuesta venta de más de 1,500 plazas por ex secretarios de administración del pasado gobierno estatal y que de ellas se habría obtenido más de 200 millones de pesos… Ya vendrán réplicas al respecto, seguramente… Por lo pronto, con todo y la “influenza” que se carga, Javier Villacaña, dirigente del PRI, salió a puntualizar entuertos…

.- Y AMLO YA BAJÓ A 56% SU ACEPTACIÓN política, pero sigue empecinado en hacer valer una transformación que no cuaja y que empieza a dar signos de inconsistencia, sobre todo, por las necedades de AMLO y la confrontación que promueve entre sus “corcholatas”… Como que han perdido gas tras ser destapados…

.- Vox clamantis.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca; jueves 08 de diciembre/2022. confusiopuga@hotmail.com