El PRI oaxaqueño necesita zafarse de cacicazgos políticos.

0
349

EXPRESIONES. 241022.

Pablo Ramírez Puga.

Inusitadamente el PRI oaxaqueño se pliega una vez más a un cacicazgo político que ha sido preponderante y hasta hegemónico durante más de 20 años, haciendo perder al otrora poderoso tricolor su presencia política en el estado.

El tricolor sigue subordinado a una clase política maniobrera que defiende intereses personales y no los de un partido político que se dice revolucionario, visionario y demócrata.

Facetas que han distinguido al PRI, desde que Plutarco Elías Calles creó el Partido Nacional Revolucionario (PNR) que calmó los ímpetus revolucionarios, teniendo su segunda transformación en manos del General Lázaro Cárdenas, quien proyectó cuatro sectores básicos: el obrero, el campesino, el popular y el militar como claves para la estabilidad del país, creando el Partido de la Revolución Mexicana (PRM); dando paso más adelante a lo que hoy se conoce como el neoliberalismo económico que inició Miguel Alemán con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en donde lo primordial fue el fortalecimiento de las Instituciones y del desarrollo económico, llegando a su clímax en la gestión de Carlos Salinas de Gortari. Fueron más de 70 años de PRI, en efecto, llegando a su descomposición y debacle al principio del nuevo siglo de manos del Partido Acción Nacional (PAN), que representa a la derecha nacional.

Pues bien, Oaxaca, en todo ese trayecto ha visto pasar innumerables gobiernos estatales que hasta finales de los años setenta fueron dictaminados desde la cúpula presidencial. Sin embargo, a partir del sexenio de Heladio Ramírez López, los gobernadores priistas comenzaron a poner interés en los “cacicazgos” políticos, logrando este último imponer a su candidato, Diódoro Carrasco Altamirano, dejando en el “lobby” a un persistente José Murat Casab, quien vio cristalizar su sueño de gobernar una vez que Carrasco Altamirano entregó el poder. Así empezó a mostrarse el cacicazgo Murat, empero, no pudo imponer sucesor, ya que el padrino de Ulises Ruiz tuvo en esa ocasión más peso político, poder que se fue demeritando ante la supremacía de los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, cuestión que aprovechó José Murat para retomar el control político, una vez que el PRI recuperó la presidencia, vía Enrique Peña Nieto, un carismático personaje, pero sin aptitudes políticas que obstaculizaran que el clan Murat se posicionara nuevamente en la entidad vía las habilidades maquiavélicas y políticas de Murat padre, quien no sólo impuso a su hijo por derecho de sangre como gobernador en Oaxaca, una vez de haber perdido el candidato priista Eviel Pérez Magaña, por su mediocridad política, que ensalzó Ulises Ruíz en su momento.

José Murat, de esa forma, retoma el control político de la entidad, jugando a ser priista y dando paso al tsunami Morena, en una táctica de sobrevivencia que hoy lo mantiene entre las ruinas de su partido político.

Situación que hoy tiene al priismo oaxaqueño somnoliento y sin esa movilidad que le caracterizaba, que sólo brilla en los esfuerzos de Javier Villacaña como presidente del PRI Estatal, estando sólo a la espera del rumbo que tome el tricolor ante la fuerza de Morena, que hoy lo arrastra, esperando a enchufarse a la Cuarta Transformación o desaparecer como partido para dar paso a otra tendencia política que tendría forzosamente que abrirse a una verdadera democracia partidista si quiere permanecer vigente.

Ante tal encrucijada, el PRI oaxaqueño hoy se pasa de leal al cacicazgo político Muratista, apoyando a un joven gobernador que aspira a ser candidato a la presidencia de la República, sin perfil, ni capacidades, ni antecedentes de saber gobernar, sólo montado en el aforismo de “que cualquiera puede llegar a ser presidente”, tenga o no capacidad y merecimientos para ello.

Y en ese seguimiento, el tricolor local está cavando más profundo la fosa en que está inmerso, no por falta de capacidad de sus miembros políticos, sino en esa falsa lealtad que significa para muchos, permanencia y poder, pero no visión de futuro.

¿Podrá el PRI encontrar un nuevo rumbo?

La única alternativa que visualizo, es que se enfunde en una verdadera democracia a su interior, en donde sus sectores políticos retomen su fuerza y volumen, inyectando sangre nueva a sus filas, aprovechando esa experiencia que hoy está subyugada a un cacicazgo político que lo oprime y que lo está pintando como un “PRIMOR” de partido político…

RECORTES POLÍTICOS:

.- LA PUNTADA DEL PRESIDENTE AMLO de hacerle un reconocimiento-homenaje al todavía gobernador Alejandro Murat Hinojosa el próximo 25 de octubre por su labor gubernamental en Oaxaca, ya encontró el pretexto ideal para suspenderlo, al “amenazar” las huestes magisteriales de la Sección 22 de la CNTE con movilizarse para impedir el camelo presidencial… Lo más seguro es que el joven Murat se tenga que conformar con una palmadita al hombro…

.- LA FRASE: Dice Ernesto Zedillo Ponce de León que: “La democracia de América Latina está en peligro, por populistas”…Zedillo, el “impopular” priista, fue aquel que dijo coloquialmente en una visita a Oaxaca, que con José Murat se había “cortado el dedo”, sí, aquel antecedente político que hoy se conoce como “el destape de corcholatas”…

.- MUY AL ESTILO “MORAVY” Ivette Morán aseguró en su último informe de actividades haber cumplido con Oaxaca durante los 6 años de gobierno de su esposo Alejandro Murat al frente del DIF-Oaxaca… Aunque, también Oaxaca ha correspondido para satisfacer sus intereses empresariales y de visión de futuro…

.- REVIVIERON EN EL VOCERO de la “Primavera” de Salomón Jara a Pablo Arnaud Carreño, el célebre político que le dio palo al PRI de los tecnócratas oaxaqueños… Pablotas, un político bien intencionado, honesto y trabajador, desaprovechado por la partidocracia local, que sólo le dio oportunidad para ser edil de la capital del estado… Hoy se dice admirador de Andrés Manuel López Obrador, tan sólo por combatir la corrupción y su mesiánica postura… Pablo Arnaud, recuerden, siempre fue fiel creyente y si no hizo “milagros” en la capital del estado, al menos no robó ni abusó del poder…

.- LA FRASE DEL FIN DE SEMANA: “Vía urnas, un militar puede ser presidente”, dijo el secretario de Gobernación, Adán Augusto López … Pareció más amenaza que deseo o certidumbre…

.- Vox populi.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca; lunes 24 de octubre/2022.

confusiopuga@hotmail.com