Paroxismo senil…

0
203

 

11/MAYO/2019.

Dice un párrafo del Poema a la vejez de José Saramago: “¡Tengo la edad que quiero y siento!… La edad en que puedo gritar sin miedo lo que siento”… Y al parecer la señora Elena Ponatiowska se la tomó muy en serio, y no es que haya perdido la vergüenza, sino que se sintió parte de esa “vejentud” que ha tomado fuerza en la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador.

Para que La Poni, (así le dicen sus cuates intelectuales) haya evocado a su difunta madrecita en el Día de las Madres para decirle delante de AMLO y su séquito mañanero que “México ha cambiado mucho, que México va por buen camino y que somos muy felices aquí”, pues, no se si “a la vejez viruelas”, porque la escritora se sintió escolapia para recitar tal cosa… ¿O sería en agradecimiento a que su Fundación cuenta con el apoyo del gobierno de AMLO y aparece en el presupuesto de la federación con una cuota de 5 millones de pesos?

Bueno, no está loquita, pero sí muy agradecida…