DISCURSO DE LA MAGISTRADA MARÍA EUGENIA VILLANUEVA ABRAJÁN

0
92

 

INFORME DE ACTIVIDADES

13/DICIEMBRE/2019

Buenos días a todas y todos:

Don Benito Juárez García, dijo: “Siempre he procurado hacer cuanto ha estado en mi mano para defender y sostener nuestras instituciones. He demostrado en mi vida pública que sirvo lealmente a mi Patria y que amo la libertad. Ha sido mi único fin proponeros lo que creo mejor para vuestros más caros intereses, que son afianzar la paz en el porvenir y consolidar nuestras instituciones”.

Maestro Alejandro Murat Hinojosa, Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Oaxaca.

Maestra Ivette Moran de Murat, Presidenta Honoraria del DIF Oaxaca

Señor diputado Jorge Octavio Villacaña Jiménez, Presidente de la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura del Estado

Magistrada Sofía Martínez Huerta, Presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz

Magistrado Miguel Felipe Mery Ayup, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila

Maestro Emilio de Jesús Saldaña Hernández, representación de Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación

Comandante de la 28ª Zona Militar, Jaime González Avalos, representación del Comandante de la Octava Región Militar de Oaxaca, General Juan Arturo Cordero Gómez

….

Señores y señoras representantes de los medios de comunicación.

Respetables Barras y Colegios de Abogados.

Distinguida concurrencia.

Al asumir el cargo de presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado, para lo cual mis compañeras y compañeros magistrados depositaron su confianza, juré cumplir la Carta fundamental de nuestro país y la relativa a nuestra entidad federativa, así como las leyes que de ellas emanan, juramento que bajo el velo sagrado de los valores éticos y el respeto a los derechos humanos, he tratado de cumplir, porque estoy cierta que bajo ese binomio se garantiza el Estado de derecho que constituye la columna vertebral puesta al servicio de la democracia.

La justicia, al igual que en cualquier otro campo, siempre es susceptible de ser mejorada, lo cual incuestionablemente redundará en beneficio de todas y todos sin excepción, pues sin la justicia

no hay paz social, ni desarrollo, ni libertad. La confianza de los ciudadanos en la administración de justicia va ligada a la eficacia del Poder Judicial del Estado, por fortuna, contamos con una planta de magistradas, magistrados, juezas y jueces, así como personal administrativo con espíritu de servicio institucional, estamos conscientes de la trascendencia que implica nuestro trabajo que realizamos como nuestra tarea de todos los días, poniendo todo nuestro esfuerzo para lograr mejores resultados siempre en beneficio de la sociedad, para así lograr consolidar la confianza de nuestra Institución.

Seguridad que ha de venir proporcionada por la credibilidad de nuestras actuaciones, por la tramitación y resolución en tiempo y forma, así como por decisiones razonadas no solo de acuerdo a las normas legales y tratados internacionales, sino bajo el irrestricto respeto de los derechos humanos.

El siglo en el que vivimos es un tiempo de renovación, donde sin cambiar el concepto tradicional y natural de lo que es justo o injusto, hay que ir hacia una forma más abierta en la aplicación e interpretación de las normas legales, acordes con la realidad social del hombre de hoy, que clama y reclama justicia, ello sólo se logra con juezas y jueces garantes y custodios del Estado de derecho.

Hoy, aquí y ahora al cumplir un año como Presidenta del Poder Judicial del Estado, les puedo decir de manera directa y clara que hemos luchado por mantener la estabilidad, procurando nuestra integración, escuchando a todas las voces.

Hoy en este acto solemne en especial que tiene una significación para mi persona, cumplo con la obligación permanente de rendir cuentas respecto de este año 2019, con los resultados ya señalados, pero eso no se debe a mi persona, es incuestionablemente al enorme esfuerzo de la gran familia judicial y a todo el personal administrativo, quienes con su esfuerzo y acorde a las transformaciones del sistema de impartición de justicia se han podido adecuar tanto las funciones tendentes a fortalecer el Estado de derecho como a visibilizarlo.

Durante la presente gestión y con la entrega solidaria de todas y todos, hemos podido desarrollar diversas actividades, las cuales contienen lineamientos claros en la búsqueda del fortalecimiento de la administración y el acceso a la justicia, todas ellas encaminadas para lograr la confianza de la ciudadanía oaxaqueña.

En ese sentir, acrecentar la cultura de los derechos humanos como una herramienta básica de trabajo, destacando la significación y trascendencia que en el desarrollo de las instituciones tiene el respeto a la dignidad humana, ha sido piedra angular en la gestión que presido, por ser elemento toral para lograr una auténtica paz social; en especial hoy día, cuando las comunidades, estados y países de todo el mundo plantean nuevas formas para alcanzar sistemas más justos y equitativos.

Nuestra realidad exige de la institución encargada de administrar justicia una transformación intensa, permanente y decisiva, necesaria para dar respuesta a todas las demandas ciudadanas de justicia, pero eso solo se logra a través de la construcción de sinergias en un marco en dos los Poderes Ejecutivo y Legislativo, en un marco de respeto irrestricto a sus decisiones, permiten que tengamos un Estado de derecho.

Agradezco la sensibilidad y el interés del Mtro. Alejandro Murat Hinojosa, nuestro señor Gobernador, quien desde el inicio de su gestión ha puesto especial énfasis en el fortalecimiento del sistema de justicia en la entidad otorgando todo su apoyo para hacer realidad las metas propuestas, a través del proceso de comunicación y coordinación eficaz, siempre con absoluto respeto a la independencia de este Poder.

La coordinación y comunicación respetuosa que hemos tenido con el Poder Legislativo, ha sido relevante, estableciendo canales de comunicación, los cuales dieron como resultado trascendentes reformas a los Códigos Penal, Civil y el de sus procedimientos, permitiendo con ello, la modernización del sistema de justicia con visión de futuro.

Existe mucho camino todavía por recorrer, la Judicatura Local sigue alzando la voz en foros locales y nacionales, para consolidar el ideal del constituyente, y así poder contar en el Poder Judicial, con autonomía presupuestal, administrativa y jurisdiccional, ello le permitirá hacer frente a grandes pendientes como: la consolidación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio; la creación de juzgados especializados que coadyuven a reducir el rezago; atender el reto de la nueva reforma en materia laboral; fortalecer áreas fundamentales para brindar un acceso a la justicia cercana, tangible, humana como lo mandata nuestra Ley Suprema, procurando los medios para dignificar los sueldos de nuestras y nuestros juzgadores.

Día con día los oaxaqueños renovamos la fe en las instituciones que nos dan vida como estado democrático y pugnamos por ampliar los cauces legales que permitan el disfrute de las garantías consagradas en nuestra Constitución y las leyes que de ella emanan.

Impartir justicia es una alta responsabilidad que nos ha sido conferida, implica esfuerzo, estudio, sacrificio diario de nuestro interés personal en beneficio del interés colectivo; por ello, reciban todas y todos los servidores públicos judiciales y administrativos, mi más sincero y pleno reconocimiento a su constancia, a su disciplina y a su forma de impartir justicia cercana, cumplida, amable y humana.

¡Muchas gracias!