SALVAGUARDA PODER JUDICIAL INTEGRIDAD EMOCIONAL DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

0
284

 

•De enero a abril del 2019, el Centro de Justicia Alternativa del Poder Judicial del Estado, ha beneficiado aproximadamente a 3000 mil infantes y adolescentes.

En los últimos años, el índice de divorcios se ha incrementado en relación con los matrimonios, conforme datos duros del área de estadística del Poder Judicial del Estado (PJE), en el año 2018 fueron promovidos 640 divorcios por mujeres, 835 por hombres y 2256 por ambas partes. Las regiones con mayor número de asuntos de divorcio registrados en el sistema de procedimientos civiles son: Istmo, Valles Centrales y Costa.

Por lo anterior, es cotidiano observar que el proceso de divorcio causa diversos cambios a nivel emocional en los integrantes de la familia, en especial de los niños, niñas y adolescentes, quienes pueden presentar diferentes reacciones que van desde el malestar emocional a situaciones que dañan su salud mental sobre todo si la madre y padre terminan de forma inadecuada, por ejemplo, que ambos terminen en pelea por la guardia y custodia, polarizando el conflicto al grado de no percibir las necesidades de sus hijas o hijos, o bien enfocándose en dañarse el uno al otro, lo que ocasiona perjuicios emocionales a corto, mediano y largo plazo a cada integrante de la familia, así lo manifestó durante entrevista, la licenciada Jessica Rosales Gasga, Psicóloga del Centro de Justicia Alternativa (CJA).

La especialista en psicología, puntualizó que de enero a abril del año 2019, este centro judicial interesado en proteger y garantizar el interés superior de niños, y niñas, ha beneficiado aproximadamente a 3000 mil infantes y adolescentes mediante la mediación escolar, terapia psicológica y estancia en el espacio infantil.

Mencionó que el CJA, se encarga de promover mecanismos de solución de conflictos, a través de los cuales la ciudadanía puede resolver disputas de manera pacífica mediante facilitadores especializados en materia familiar, civil, mercantil, penal y vecinal, capacitados en herramientas de comunicación, resolución de controversias y manejo de emociones, facilitando de este modo un espacio para establecer acuerdos, la concordia y la paz.

“En materia familiar este órgano del PJE mantiene un especial cuidado por los niños, niñas y adolescentes salvaguardando su integridad emocional ya que desde su llegada son canalizados a un espacio infantil adecuado con juguetes, y material lúdico, así como también hay personal capacitado en materia de educación e infancia quien imparte actividades didácticas, haciendo su estancia tranquila minimizando situaciones de ansiedad o miedo ante la espera” indicó.

Rosales Gasga, expuso que el área de psicología cuenta con dos psicoterapeutas capacitadas en la materia las cuales intervienen en los procedimientos en conjunto con los facilitadores para acompañar emocionalmente a los usuarios de los servicios de justicia alternativa, así mismo otorgan psicoterapia y promueven las buenas relaciones entre los integrantes de la familia después del divorcio, esto ayuda a que los niños, niñas y adolescentes comprendan la separación como un cambio y no como un trauma, por lo que es sumamente importante que los padres tomen conciencia y otorguen la debida importancia en procurar una relación asertiva para que el desarrollo emocional de sus hijas e hijos sea óptimo.

Por lo anterior, la licenciada Jessica Rosales, recalcó que al disolverse un matrimonio se termina la relación de pareja más no la de padres, ésta perdura por siempre y describió algunas sugerencias básicas que ayudan a llevar una buena convivencia después de la separación: mantener las discusiones y los comentarios sobre aspectos legales del divorcio al margen de las niñas y niños; los padres en conjunto deben de informar a las hijas o hijos del divorcio, clarificando que fue una decisión de los dos, que ambos vivirán en casa separadas recalcando que van estar en todo momento para ellos.

De igual modo, puntualizó que por más enojo que se mantenga hacia el progenitor o progenitora del hijo o hija, no se debe hablar mal de él o de ella y se debe permitir la convivencia porque al no hacerlo se violenta a las y los menores, “no es prudente utilizar a las hijas o hijos como espías o como un objeto para tomar represalias, no es sano” dijo la psicóloga del CJA.

Para concluir la entrevista, Jessica Rosales Gasga, invitó a nombre de la Directora del Centro de Justicia Alternativa, Licenciada Xóchitl Hernández Castro, a todas las personas que se encuentran en una situación de divorcio a acudir al Centro de Justicia Alternativa del Poder Judicial del Estado, el cual se encuentra en la calzada Madero número 908 letra K. Ex marquesado, Centro, Oaxaca. Los teléfonos son: (951) 514 9191, 514 1471 y lada sin costo 01800 821 6789. Los servicios que se brindan son gratuitos.