LA DEUDA, TRAICIÓN DE MORENA. NIÑO, LAURA Y GLORIA, PALEROS

0
134

Mario CASTELLANOS ALCÁZAR

ARENA POLÍTICA 07 / 10 / 2019

 

Pensar que el gobierno de Oaxaca está trabajando con los lineamientos de la Cuarta Transformación de México, del presidente Andrés Manuel López Obrador, es una quimera, pues en la administración pública del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, no se conoce el plan de austeridad y se sigue gobernando con el viejo sistema neoliberal y por supuesto que hay opacidad en el gasto del erario público.

El Gobierno del Estado sigue aplicando la misma política neoliberal al estilo PRI, de donde proviene, sin la mínima señal de austeridad, transparencia y democracia en el majeo del presupuesto destinado por la federación, que en este año rebasó a los 100 mil millones de pesos y es de tomar en cuenta los endeudamientos aprobados por el Congreso de Estado, de mil 200, más mil 500 millones de pesos y adicionalmente otros 200 millones para la reconstrucción de las viviendas, escuelas, hospitales y otros edificios arruinados por los sismos de septiembre del año 2017.

Se suma el reciente endeudamiento que la semana pasada autorizó la LXIV Legislatura del Estado, solicitado por Murat Hinojosa, por la cantidad de los 3 mil 500 millones de pesos para obras y proyectos de la entidad oaxaqueña y asimismo refinanciar la deuda anterior de 18 mil millones de pesos que heredaron los ex gobernadores Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo.

La presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Laura Estrada Mauro, la diputada Gloria Sánchez López, ambas de MORENA y Cesar Morales Niño, presidente de la Mesa Directiva (PT) fueron los paleros del gobierno estatal para promocionar y aprobar dicha deuda, aunque las dos primeras votaron en contra, pero ese fue su papel, es decir son valores entendidos. Niño Votó en favor, pese a que se días antes había manifestado que este endeudamiento no pasaría porque carece fundamento técnico.

Las obras a realizarse con los 3 mil 500 millones de pesos no están definidas técnicamente y todo se planeó al vapor, por lo que no existe confianza en el uso de estos recursos y por consiguiente hubo una gran polémica entre los diputados locales, pero al final, fue aprobada por 32 votos a favor, 7 abstenciones y 3 en contra, la mayoría son de MORENA.

No hubo transparencia ni democracia en el nuevo dictamen de dicha deuda porque de haberse sometido a consulta ciudadana no hubiera sido aprobada, por lo que todo fue a golpe y porrazo de parte del gobierno estatal y los diputados locales, aun en contra de la voluntad, el rechazo y la negativa de la sociedad oaxaqueña, pues a nadie se le tomó su parecer y todo fue directo, con dolo y con tintes fraudulentos, que dejó en evidencia a los protagonistas que impulsaron dicho empréstito.

La deuda, no es menor, y por lógica, que la pagarán los oaxaqueños, esto es, están enajenados por 20 años para liquidar la cuenta, no solamente, los tres mil 500 millones de pesos, los más recientes, aprobados con la complicidad de los diputados morenistas que son mayoría en la Cámara de Diputados, sino de 16 mil 902 millones de pesos y con la acumulación del gobierno estatal priista sube a los 19 mil 500 millones de pesos.

Lo cierto es que antes y después, desde la presentación de dicho decreto, hasta la aprobación del dictamen de la nueva deuda pública por la LXIV Legislatura del Estado, hubo una ola de protestas y cuestionamientos al Gobierno Estatal y a los diputados, sobre todo a los de MORENA, que se prestaron a dicha maniobra, que al final de cuentas afecta a los oaxaqueños, que son los que tienen que pagar dicha deuda en un plazo de 20 años, vía impuestos, pues más que todo fue una imposición-

Se vio mucho interés y dolo por parte del gobierno y de los 42 diputados que integran la Legislatura local, una ambición desmedida, incluso, antes de la aprobación del dictamen, el Gobernador Murat Hinojosa, se reunió clandestinamente con los legisladores para convencerlos de mil maneras, incluso, se presumen fuertes cañonazos de dinero que van desde un millón y dos millones de pesos por cada legislador para que emitiera su voto en favor.

El mismo día de la aprobación del dictamen, cuya sesión extraordinaria de los diputados fue muy accidentada y parecía que no se llegaría a ningún acuerdo, el Secretario de Finanzas, Vicente Mendoza Téllez Girón, estuvo en el recinto de la Cámara de Diputados haciendo ofrecimientos a los legisladores sobre todo a los de MORENA, que son mayoría, pero también a los del PRI, PRD, PAN e independientes para que dieran su voto en favor del nuevo adeudo de los 3 mil 500 millones de pesos, por lo que se presume que los cañonazos fueron fabulosos.

Esta vez, la Presidenta la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Laura Estrada Mauro y Gloria Sánchez, entre contados morenistas dieron su voto en contra del adeudo solicitado por el mandatario estatal por considerar que técnicamente no tiene fundamento y se presume que habrá mucha corrupción, es decir, no hay sustento ni calidad en los trabajos que se pretenden hacer en obras que tienen costos elevados y otras que ya están por concluirse, en sí, se trata de un presunto fraude que no tiene explicación alguna, al igual que los recursos de la federación, que son más de cien mil millones pesos a ejercerse en el presente año.

Todo estaba arreglado, los diputados del PRI, Partido del Trabajo (PT) PAN Y PRD se prestaron nuevamente al juego sucio y osaron en ser cómplices del endeudamiento a los oaxaqueños, así, tenemos al coordinador de los diputados priistas (6), Alejandro Avilés Álvarez y al presidente de la Mesa Directiva (PT), Cesar Morales Niño, quienes votaron en favor del empréstito de los 3 mil 500 millones de pesos, este último, se dice ser émulo a ultranza del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Utiliza la bandera de MORENA para lograr sus intereses mezquinos.

carloscastellanos52@hotmail.com