CUENTAS ALEGRES A DOS AÑOS DE LO SISMOS.

0
150

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

ARENA POLITICA. 09 / 09/ 2019

 

A dos años de los terremotos del 7 y 19 de septiembre del año 2017 que dejó en ruinas a la región del Istmo de Tehuantepec, la situación sigue siendo catastrófica, pues aún, el gobierno federal y el estatal no han cumplido con la reconstrucción de miles de viviendas, escuelas, centros de salud, mercados y otros edificios, pero lo peor, es que el manejo de los recursos se hace con opacidad, por lo que se presume un fraude descomunal.

Precisamente este 7 de septiembre, el gobierno estatal y federal nuevamente se curaron en salud. Se volvieron a escuchar los discursos de buena intención y el trabajo simulado, que no fueron más que repertorios demagógicos, puras promesas y ofrecimientos, pero, también cifras maquilladas de la Secretaría de Desarrollo Agrícola Territorial y Urbano (SEDATU), que anunció una nueva cantidad de los 7 mil millones de pesos precisamente para los trabajos de reconstrucción, que luego no se ven en su aplicación.

El mismo gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa no ha sido auditado por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE), respecto al dinero que recibió en donativos de organismos de otros países que son del orden de los 2 mil 891 millones de pesos, ni de los 268 millones del gobierno federal.

El Ejecutivo del Estado anunció la cantidad de 4 mil 500 millones de pesos para la reconstrucción de viviendas, el palacio municipal de Juchitán y la Casa dela Cultura, pero en sí, no tiene nada que cacarear porque la reconstrucción del Istmo de Tehuantepec es una entelequia, que comprende 41 municipios afectados y no hay avance en los trabajos de rehabilitación, y por tanto, está región está que revienta porque hay decenas de miles de casas, escuelas, centros de salud y demás edificios en escombros.

Por ello, las manifestaciones de protesta en la región del Istmo están a la orden del día por parte de los damnificados que siguen en peores condiciones, solo que ahora, este asunto se ha politizado, por supuesto, en el Congreso del Estado, los diputados hacen sus arengas en la tribuna, responsabilizando al gobierno de hacer caso omiso de los trabajos de reconstrucción, pero todo queda en politiquería y en cifras multimillonarias que andan bailando.

Que el expresidente de México, Enrique Peña Nieto y el actual, Andrés Manuel López Obrador, han invertido 14 mil millones de pesos para los trabajos de reconstrucción, sí, pero no se ha reflejado. ¿Entonces qué es lo que está pasando? ¿Por qué se manejan tantas cifras, que confunden a la ciudadanía? Lo que pasa es que no hay correlación institucional y en consecuencia no hay operatividad confiable.

Así, los daños, de estos sismos originalmente fueron 65 mil viviendas afectadas, 108 centros de salud, tres mil escuelas y 11 mercados, conservadoramente. Hasta la fecha hay 300 escuelas afectadas total y parcialmente, por lo que hay miles de escolares que reciben clases en aulas improvisadas y por consiguiente tienen algún riesgo en su integridad física.

La demagogia se hizo presente nuevamente en Juchitán de Zaragoza, en donde el sub Secretario de la SEDATU, David Cervantes Peredo, hizo presencia en la región, este 7 de septiembre, para pavonearse en un acto de conmemoración de dos años de los terremotos de septiembre del 2017, pero en sí, no hay nada que celebrar o acaso ¿será el dolor humano de esa tragedia que hasta hoy es desolación y corrupción de los gobiernos en turno?

Anunció 7 mil millones de pesos para los trabajos de reconstrucción y que tan solo en el 2019, Obrador, aprobó una inversión de mil 900 millones de pesos para realizar 15 mil 253 acciones de igual número de viviendas y otros edificios, sin embargo, los damnificados no lo ven así, y siguen en espera, a ver hasta cuándo.

En lo político, este asunto está muy machacado, politizado a más no poder. Se convirtió en bandera y chantaje de los mercenarios, sobre todo en le Cámara de Diputados en donde sale a relucir el caso de los sismos cuando se trata de chantajear al gobierno, sin embargo, la más beneficiada fue Gloria Sánchez López, quien entonces era la presidenta municipal de Juchitán de Zaragoza, quien tiene que ver mucho con el mal uso de los recursos destinados por el ex presidente Enrique Peña Nieto y asimismo con los apoyos de organismos nacionales e internacionales, que ascienden a dos mil 891 millones de pesos, nunca dados a conocer, no obstante atrincheró dolosamente cargamentos de despensas en la casa de su secretario particular, Oscar Cruz, que utilizó para su campaña electoral, ahora, Gloria Sánchez es diputada local por MORENA, es decir fue premiada por su labor de rapiña.

carloscastellanos52@hotmail.com