Rescate de los ríos Salado y Atoyac, obligado reto a Samy

0
119

DETRAS DE LA NOTICIA

Alfredo Martínez de Aguilar

 

* En caso de no rescatar los ríos, recibirá una multa, prisión preventiva y, en caso de seguir incumpliendo, puede durarle poco el gusto de llegar al gabinete y ser destituido de su cargo.

* Lo mismo ocurrirá a Semarnat, Profepa, Conagua, al Gobernador y a los alcaldes Oswaldo García, Pablo Martínez, Everardo Cruz, Carlos León, Abelardo Ruiz, Tomás Pérez y Alejandro López.

¿Tendrá el nuevo flamante Secretario del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso) Samuel Gurrión Matías la mínima idea del trompo que le echaron a la uña?

¿Sabrá acaso que la justiciabilización de los derechos ambientales forma parte de la tercera generación de los derechos humanos, que los gobiernos obligadamente deben proteger?

Entre estos últimos, además del medio ambiente, encontramos los siguientes derechos: La autodeterminación. La independencia económica y política. La identidad nacional y cultural.

La paz. La coexistencia pacífica. El entendimiento y confianza. La cooperación internacional y regional. La justicia internacional. El uso de los avances de las ciencias y la tecnología.

La solución de los problemas alimenticios, demográficos, educativos y ecológicos.

El patrimonio común de la humanidad. El desarrollo que permita una vida digna.

¿Sin perfil profesional en materia ambiental, por lo menos una vez en su vida, Samy habrá oído ya no digamos leído y menos estudiado sobre los derechos humanos de tercera generación?

Pues, no obstante no contar con experiencia en medio ambiente, su primer y mayor reto, impuesto legalmente por el Poder Judicial de la Federación, es rescatar los ríos Salado y Atoyac.

En caso de no hacerlo, se hará acreedor a una multa económica, prisión preventiva y en caso de seguir incumpliendo puede durarle poco el gusto de llegar al gabinete y ser destituido de su cargo.

Las mismas sanciones recibirán las autoridades que por mandato judicial tendrán que intervenir en el saneamiento de ambos ríos: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el alcalde capitalino Oswaldo García Jarquín.

Los Presidentes Municipales de San Miguel Amatlán, Pablo Martínez García; de Díaz Ordaz, Everardo Cruz Juan; y de Tlacolula de Matamoros, Carlos Manuel León Monterrubio.

Así también, los Presidentes Municipales de Mitla, Abelardo Ruiz Acevedo; de San Agustín de las Juntas, Tomás Pérez López; y de Santa Cruz Xoxocotlán, Emmanuel Alejandro López Jarquín.

Los tres niveles de gobierno están obligadas a emprender acciones coordinadas para sanear los ríos Atoyac y Salado. La autoridad judicial ordena implementar medidas de protección ambiental específicamente por el vertimiento de aguas residuales, que afectan a la ciudad de Oaxaca y zonas conurbadas, es decir, acciones de conservación, restauración y vigilancia del equilibrio ecológico.

Ello implica poner en marcha programas de limpieza, ejecutar y operar infraestructura y servicios para la prevención y control de la contaminación, con el objetivo de mejorar la calidad del agua de estos afluentes. El juez federal determinó que las condiciones ambientales en un ecosistema influyen directamente en la salud de quienes lo habitan, asimismo, señaló que hay una omisión de los tres niveles de gobierno para adoptar todas las medidas a su alcance para restaurar ecológicamente y sanear la contaminación de los ríos Atoyac y Salado

Ello es resultado de la confirmación de la resolución del 26 de marzo de 2018 de la Jueza Primero de Distrito en el Estado de Oaxaca, por el Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Séptima Región, con residencia en Acapulco, Guerrero.

En la sesión del 23 de mayo de 2019, en el edificio del Poder Judicial de la Federación ubicado en Boulevard de las Naciones en Acapulco, Guerrero, los Magistrados votaron a favor del proyecto de rescate de los Ríos Salado y Atoyac.

Es un hecho inédito, sin precedente en la historia de la defensa de los derechos humanos en materia del medio ambiente y de la ecología en México, realizado por la asociación civil Litigio Estratégico Indígena, que preside el doctor Carlos Morales Sánchez.

Desde el año 2014 Litigio Estratégico Indígena A.C., se avocó a la tarea de defender y proteger a los ríos Salado y Atoyac, mediante el juicio de amparo. Esta organización de la Sociedad Civil tuvo que acudir hasta la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que se admitiera a trámite su demanda de amparo.

Este litigio marco un hito en la lucha por la justiciabilización de los derechos ambientales. Cabe recordar que, en México, antes del 2011, los juicios de amparo solo eran de utilidad para proteger derechos civiles.

Mariana Yáñez, Abogada y Vicepresidenta de Litigio Estratégico Indígena A.C., explica: “al principio del litigio hubo resistencia para admitir la demanda de amparo, pero después, una jueza federal concedió el amparo que, a su vez, fue impugnado por cuatro autoridades responsables.

Hoy celebramos con esperanza la sentencia del Tribunal Colegiado Auxiliar de Acapulco, Guerrero, después de una larga travesía Litigio Estratégico Indígena A.C. puede decir:

“Gracias a todas y a todos los que acompañaron esta lucha jurídica, nuestras súplicas fueron escuchadas, por fin nuestros Ríos Salado y Atoyac serán rescatados”, seguimos avanzando, Oaxaca no se rinde.

Un llamado a todas las Autoridades de los diferentes órdenes Municipal, Estatal y federal, a los organismos Internacionales, como a la misma ciudadanía de Oaxaca, redoblar esfuerzos para rescatar los Ríos, la misma naturaleza nos pide a gritos no seguir contaminando para contar con un ambiente sano.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila