GOBERNADORES COLGADOS DE LA GUARDIA NACIONAL

0
160

 

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

ARENA POLITICA+ 21 / 07 / 2019

Los estrategas políticos en materia de seguridad dicen que la Guardia Nacional no es una varita mágica para desaparecer la violencia e inseguridad de la noche a la mañana, ni de un día para otro, ni siquiera en este sexenio, no, esto es un proceso a mediano y largo plazo, pese a que en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se sentarán las bases de dicha corporación y se visualizarán los primeros resultados después de los tres años de la Cuarta Transformación de México.

Incluso, los gobernadores de las entidades, sin distinción de siglas partidistas ya se están colgando de la Guardia Nacional, incluso el de Oaxaca, al no contar con estrategias propias para combatir la violencia en sus Estados, así el Secretario de Seguridad Pública de la entidad oaxaqueña, Raúl Ernesto Salcedo Rosales ya demostró su apatía al reiterar que corresponde a esta corporación federal el combate de los delitos del fuero común, entre estos los homicidios dolosos. Se está lavando las manos.

Incluso, Oaxaca está dentro de los parámetros acerca del triunfo o el fracaso de la Guardia Nacional integrada por la Naval, Marinos, la Federal y la mayor parte son policías militares, pero en sí, esta nueva corporación está en veremos, porque tampoco hará milagros como los conservadores y demás opositores a la política de seguridad del gobierno de la izquierda mexicana quisieran, hasta incendiar al país, responsabilizando a Obrador de la creciente violencia que se ha dado en lo que va de la presente administración federal.

Y sí, en los primeros ocho meses del gobierno de Obrador ha crecido la delincuencia organizada, se ha incrementado, así en el primer semestre se han registrado a nivel nacional 17 mil 500 personas asesinadas, lo que representa un reto en materia de seguridad para el Gobierno Federal, solo en Oaxaca, en este mismo lapso de tiempo se perpetraron 563 homicidios, esto indica que la incidencia es de 3.1 por día.

Por supuesto que quienes piensan que el combate de la delincuencia es únicamente de la Guardia Nacional, están equivocados, debido a que se trata de un fenómeno social muy arraigado en el sistema político mexicano, que se fue incrementando en los gobiernos priistas y dos sexenios panistas, producto de la corrupción del neoliberalismo que imperó como una dictadura durante 36 años y no es propiamente del actual gobierno de la izquierda mexicana como lo tratan de hacer creer los conservadores que perdieron el poder en la elección federal del uno de julio del año 2018.

Más bien el combate de la violencia en México depende de todos los sectores sociales, de los organismos políticos, órganos productivos, empresarios, inversionistas, de los mexicanos de buena fe, pero más que todo de las políticas de los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal, que deben operar con sentido de igualdad social, económico y político para combatir la corrupción y pugnar por programas dignos contra la desigualdad inequitativa.

Particularmente en Oaxaca el gobernador Alejandro Murat Hinojosa debe operar con un gabinete en el que los funcionarios se comprometan a cumplir con sus funciones en lo que es la administración pública para acabar con el rezago de la pobreza, la marginación y el burocratismo de las instituciones del gobierno, principalmente el Secretario de Seguridad Pública, Raúl Ernesto Salcedo Rosales debe desempeñar su función para coadyuvar en materia de seguridad y dejar de colgarse de la Guardia Nacional, por cierto, ya dijo que la nueva corporación federal tiene la tarea de combatir los delitos del fuero común, entre ellos los homicidios dolosos, cuyo pronunciamiento no corresponde a la de un funcionario con responsabilidad, pues incluso, él no dice cómo va a intervenir con sus elementos en el combate a la violencia de la entidad oaxaqueña, es decir, no se le conocen sus estrategias y solo pretende apantallar o pararse el cuello con sombrero ajeno, es decir con el trabajo de la Guardia Nacional, que ya opera en Oaxaca en 15 zonas estratégicas con mil 700 elementos.

La Guardia Nacional entró en vigor el 30 de junio del presente año a nivel nacional con 82 mil 747 elementos y para el 2021 serán 110 mil integrantes según, plenamente capacitados para garantizar el respeto a los derechos humanos y a la vez con salarios justos, sin embargo, existe un clima de incertidumbre y todo está en el beneficio de la duda en cuanto al funcionamiento de esta corporación, que para los mexicanos resulta un experimento que requiere del apoyo de la ciudadanía en general.

carloscastellanos52@hotmail.com