LA CNTE, QUIERE EL PODER, PERO, ESO, NO.

0
103

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

ARENA POLITICA+ 09 / 08 / 2019+

 

La lucha magisterial de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), sigue y sigue, hasta la contrarrevolución educativa; pregona la democracia y combate la corrupción, pero los maestros, no ven la paja en sus ojos, sino, en los del gobierno, y caen en los mismos vicios y en el delito de lesa humanidad al atentar en contra de la educación de los oaxaqueños y otras entidades en donde existe relativamente esta corriente sindical que nació en el año de 1980.

Hoy, a 39 años, de dicho movimiento magisterial, que inició con la caída de “Vanguardia Revolucionaria”, que sustentaban los líderes “charros” del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación(SNTE), con Carlos Jonguitud Barrios, aún, sigue la lucha sindical en contra del sistema político mexicano, pues a los disidentes, nada les impide, estar en contra de los gobiernos de las ideologías que fueren, antes, en contra el PRI- Gobierno y ahora contra MORENA y su presidente de izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

Por supuesto, que ya cayó el neoliberalismo mexicano, que, nunca tuvo los avances esperados en educación, cuestión, que empeoró con el expresidente de México, Enrique Peña Nieto, quien impuso la mal llamada Reforma Educativa, que era contradictoria a los derechos laborales del magisterio, además de ser punitiva y perseguía a los docentes que no acreditaban la evaluación, esto para dejarlos sin empleo.

En este lance, el ahora presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde su campaña se comprometió con la CNTE, que de llegar a la presidencia, derogaría la mal llamada Reforma Educativa, que era más administrativa y punitiva, cuya intención era la privatización de la educación, pero esto, no lleno las truculentas intenciones de los maestros rijosos y por supuesto que su demanda sigue siendo la misma, esto es la derogación total de la nueva reforma, porque, la consideran, más de lo mismo y que todo fue un maquillaje.

La nueva reforma educativa del régimen del presidente Obrador, brinda mayor participación a los maestros para que emitan sus planes en la materia a fin de lograr una educación más participativa y democrática; ya no serán evaluados con el mismo rasero del viejo régimen neoliberal, sino, que tendrán acceso a un programa de capacitación permanente y evaluados con técnicas académicas y profesionales, lo que aleja el concepto del castigo, además, los salarios de los trabajadores de la educación estarán por arriba de la inflación-

Desde luego que esto no llena a los maestros y por supuesto que quieren más y más, esto es indebidamente, tener en sus manos la rectoría de la educación, que solo le corresponde al Estado, y no al sindicato, menos a la disidencia, sin embargo, esta corriente que ha hecho tanto daño a la educación con su política loca de paros, por espacio de 39 años, quiere manejar los recursos, como son las plazas, la nómina, los ascensos de los maestros, las contrataciones de los egresados de las normales del país, en este caso, de Oaxaca, así también los cambios y propuestas, es decir, todo el poder y bienes de la educación, sí saben, que lo mejor es que se pongan a trabajar.

Es decir, quieren ser juez y parte, el sindicato y lo oficial, esto último, le corresponde a la Secretaría de Educación Pública o bien al Gobierno Federal, pero no lo hacen con fines de elevar la calidad de la educación, sino de apoderarse de los recursos humanos, materiales y económicos, es decir, con fines de lucro, del poder y del dinero.

Incluso, el Secretario General de la Sección 22 del SNTE- CNTE, Eloy López Hernández, está en esa tesitura, de volver a manejar la rectoría de la educación en Oaxaca, esto, para manejar los recursos del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, (IEEPO) con la finalidad de tener el control de la base magisterial para que por la fuerza y la represión , los maestros, participen en las manifestaciones de protesta, en los paros, los bloqueos y toma de instituciones, pues de no ser así, los sindicalizados no tendrán derecho a sus prestaciones de ley, ni al reclamo de sus prerrogativas laborales, so pena de ser sancionados administrativamente por su mismo sindicato.

Tal, como lo acaba de anunciar recientemente el Comité Ejecutivo de la Sección 22 del SNTE, que los maestros tienen que pasar obligatoriamente por las manos de sus dirigentes, en el caso, de solicitar algunos trámites y movimientos al IEEPO, cuyo papel no le corresponde al sindicato, sino a la parte oficial, sin embargo, se les condiciona, haber participado en un 80 por ciento en las manifestaciones de la CNTE, además, no haber militado en las filas de Vanguardia Revolucionaria del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación( SNTE ), ni pertenecer al grupo de los “idóneos”, es decir los que acudieron a la evaluación docente de la reforma educativa del régimen neoliberal.

Y todo eso, porque, los seudodirigentes, ya se ven rebasados por sus agremiados y tratan nuevamente a ejercer el método de la represión a costa de lo que fuere, aun en contra de los mandatos de la nueva reforma educativa del régimen de Obrador, quien les ha tendido la mano, pero los rijosos no entienden a palabras, pese, a que, se les ha cumplido en la solución de sus demandas, entre estas, la recontratación de los maestros cesados por incurrir en actos de violencia e irresponsabilidad de sus funciones laborales, así como la asignación de plazas a los egresados de las normales, el pago de adeudos y la libertad de los presos políticos, ente otros.

carloscastellanos52@hotmail.com