VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA PARTICIPACIÓN DEL SENADOR RAÚL BOLAÑOS CACHO CUÉ PARA HABLAR RECONOCER LA LABOR DEL MAESTRO FRANCISCO BENJAMÍN LÓPEZ TOLEDO

0
56

 

 

Con la venia de la presidencia.

Compañeros y compañeras senadores.

Macedonio Alcalá ilustre músico oaxaqueño le dio letra al sentimiento de nuestra tierra iniciando aquellos versos de esta manera:

“Muere el sol en los montes con la luz que agoniza, pues la vida es su prisa nos conduce a morir”

Nunca antes como ahora este fragmento del himno de mi inmortal Oaxaca representa tan fielmente la nostalgia y la tristeza que nos embarga a oaxaqueñas y oaxaqueños.

Al corazón cultural de   todo el país, a todo México por la pérdida de un artista universal; pintor, dibujante, escultor, grabador, ceramista. Figura fundamental y piedra angular del arte y la cultura de Oaxaca: El maestro Francisco Toledo.

Su reciente partida nos invita a reflexionar sobre nuestro diario quehacer por el bien de nuestra tierra y nuestra gente, porque el Maestro Toledo ha dejado una gran constancia de su paso virtuoso por el mundo. Y su trabajo diario hace lucir a Oaxaca, y no solamente me refiero a su incomparable legado artístico, que ha llenado de color y nuevas formar de arte a todo un Estado, a todo México y más allá de nuestras fronteras.

Oaxaqueños como él, es lo que necesita este México nuevo que hemos comenzado a transformar y el planeta entero, pues en 50 años de labor interrumpida y con su altura de miras, el maestro Toledo fundó y puso en marcha un sinfín de instituciones, bibliotecas, museos, talleres, editoriales, revistas y recintos que hoy son los semilleros culturales más importantes del país, por citar algunos:

El Instituto de artes gráficas de Oaxaca, la Casa de Cultura de Juchitán, el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, el taller arte de papel de Oaxaca, el Centro de Arte de San Agustín, el Jardín Etnobotánico, Casa Matemática Oaxaca, el centro fotográfico Manuel Álvarez Bravo y el Cine Club el Pochote, solamente citando algunos.

Y por supuesto fue merecidamente homenajeado  con números reconocimientos  entre  los que destacan: El Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el área de Bellas Artes  en  1998; el premio Federico Sescosse, otorgado por  Consejo Internacional de  Museos y Sitios en  2003; el premio Right Lilelihood, por su dedicación a la protección y mejora de la herencia, ambiente y vida de la comunidad de Oaxaca en 2005; el doctorado Honoris Causa por la  Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca en 2007; incluso la revista Forbes lo  reconoció como el artista plástico  en vida  más notable de México 2019.

Pero lo más ejemplar en su vida, fue que tuvo el dinero y la influencia que vinieron con sus éxitos como artista, continuó utilizándolos para apoyar a Oaxaca.

En sus propias palabras y con su muy particular estilo el maestro Toledo alguna vez menciono:

“Yo, para no sentirme mal de ser un capitalista, que ser un hacedor de dinero lo gasto en instituciones que se abren a los jóvenes que no tienen posibilidades de viajar para ver exposiciones o tener libros, estilo que usted ve aquí, el cine, el centro fotográfico todo está hecho un poco para pagar las culpas por el interés que tengo por la difusión” cierro la cita.

 

En resumen, Francisco Benjamín López Toledo no solo ha sido un creador incomparable si no también un luchador social, ambientalista incasable, promotor de la conservación del patrimonio artístico mexicano y un oaxaqueño universal.

Tres días de luto decreto el gobernador   Alejandro Murat en  el estado de Oaxaca  por la irreparable  pérdida  de este gigante del arte, tres días pintados de tristeza para externar nuestros sentimientos  de pena y  duelo por el fallecimiento de un paisano tan querido y tan admirado por nosotros, pero después de este réquiem a todos nos queda la tarea de seguir su ejemplo de ser creativos y buscar nuevas formas e  impulsar nuestro país, de ser líderes proactivos y crear las herramientas  necesarias para que México se transforme, de ser  austeros,   discretos, virtuosos  y trabajar cada día  incansablemente  por los demás.

Aquí, en nuestra casa de las leyes tenemos el privilegio de ser la voz de la gente de millones de hombres y de mujeres a quienes representamos y nos debemos, así como el propio maestro Toledo se debió a Oaxaca, porque como él mismo destacó

“Si eres privilegiado al recibir ciertos dones, tienes que dar más”

Lo vamos a extrañar, pero aquí en el Senado de la Republica hemos de legislar para continuar con su legado que siempre vivirá en el corazón de Oaxaca y de todo México, como también lo escribió Macedonio Alcalá:

“Sé que una nueva luz habrá de alcanzar nuestra soledad y que todo aquel que llega a morir empieza a vivir una eternidad”

Hoy junto con sus paisanos Rufino Tamayo, Rodolfo Morales, Andrés Henestroza. El maestro Toledo transita ya por los caminos de la eternidad.

Esos caminos en los que solamente los grandes alcanzan la inmortalidad y su legado vivirá siempre en nuestra realidad.

Es cuanto señora presidenta

Muchas Gracias.