CONOCIMIENTO BÁSICO SOBRE FUEGO E INCENDIOS

0
287

 

POR GERMÁN HERNÁNDEZ SANTIAGO

Desde el inicio de los tiempos el hombre se sintió atraído por el fuego, busco la forma de mantenerlo, producirlo y posteriormente dominarlo, una vez que logro este propósito, el fuego contribuyo con la humanidad en las simplificación de su vida, ahora los humanos podían protegerse del frio, podían reunirse al lado de fogatas, del calor y luz que estas producían, la alimentación mejoro al poder cocinar los alimentos, sin embargo el fuego también a acompañado a la humanidad en grades catástrofes, a terminado con familias y poblaciones enteras.

Ahora creemos conocer y dominar el fuego, lo cierto es que no tenemos ni el conocimiento ni la preparación que nos permita prevenir su iniciación, desconocemos los medios de ignición del fuego en los materiales modernos que utilizamos día a día, es por ello que en este articulo hablares acerca de los elementos básicos de conocimiento del fuego.

El Fuego, es una reacción química entre tres elementos: oxígeno, combustible y calor, que, al hacer combustión, despiden luz, humo y gases. Es uno de los cuatro elementos básicos para la existencia del hombre, además se ser una importante fuente de energía, que, al estar fuera de control, se transforma en un elemento peligroso con efectos destructivos y en ocasiones hasta letales para los seres vivos.

Se define como INCENDIO a la ignición no controlada de materiales inflamables y explosivos, debido al uso inadecuado de sustancias combustibles, fallas en instalaciones eléctricas defectuosas y al inadecuado almacenamiento y traslado de sustancias peligrosas.

Un incendio es una ocurrencia de fuego no controlada que puede afectar o abrasar algo que no está destinado a quemarse. Puede afectar a estructuras y a seres vivos. La exposición de los seres vivos a un incendio puede producir daños muy graves hasta la muerte, generalmente por inhalación de humo o por desvanecimiento producido por la intoxicación y posteriormente quemaduras graves.

§ La Naturaleza del fuego.

Cuando se ponen en contacto dos o más sustancias en ciertas condiciones, éstas pueden combinarse entre sí obteniéndose sustancias diferentes. Se dice entonces que se ha producido una reacción química. Las reacciones químicas pueden ser de muy diferentes tipos o clases, siendo la reacción de oxidación la más importante al estudiar la naturaleza del fuego. Básicamente, se define la reacción de oxidación como aquella que se produce al combinarse cualquier sustancia con el oxígeno.

La corrosión que sufre el hierro al ponerse en contacto con el oxígeno del aire es un ejemplo de reacción de oxidación.

Las reacciones químicas pueden ir acompañadas de fenómenos energéticos tales como la luz, electricidad, etc. De todos estos fenómenos, el más importante y evidente es el calor.

Al producirse algunas reacciones, éstas desprenden calor y reciben el nombre de exotérmicas, por el contrario, existen reacciones que sólo se producen si reciben una determinada cantidad de calor, a éstas se las denomina endotérmicas.

El fuego no es más que la manifestación energética de la reacción química conocida con el nombre de combustión.

Se define la combustión como una reacción química de oxidación muy viva en la cual se desprende una gran cantidad de calor, para que una combustión sea posible, se requiere la presencia simultánea de un material combustible, un comburente, normalmente el oxígeno del aire, y unas condiciones de temperatura determinadas.

Para explicar el proceso de la combustión, y con fines didácticos, se utiliza el llamado Triángulo del Fuego. Cada uno de los lados del triángulo representa a un elemento necesario para que se produzca la combustión. Si el triángulo no está completo, el fuego no será posible. Pero el proceso de la combustión es en realidad mucho más complejo. Cuando una sustancia se calienta, desprende unos vapores o gases. Este fenómeno se conoce con el nombre de pirolisis. Estos vapores se combinan con el oxígeno del aire que, en presencia de una fuente de ignición, arden. Hasta este momento la combustión se ha comportado como una reacción endotérmica, es decir, necesita el aporte de calor para que pueda iniciarse. Una vez que estos vapores empiezan a arder, se desprende calor y la reacción es exotérmica. Si la cantidad de calor desprendida no es suficiente para generar más vapores del material combustible, el fuego se apagará; por el contrario, si la cantidad de calor desprendida es elevada, el material combustible seguirá descomponiéndose y desprenderá más vapores que se combinarán con el oxígeno, se inflamarán y el fuego aumentará.

Según la velocidad de propagación de la combustión, fenómeno conocido como velocidad de la reacción, podremos establecer la siguiente clasificación:

a. Oxidación: Si la reacción es lenta, no hay aumento de la temperatura (oxidación del hierro, amarilleo del papel). se produce sin emisión de luz y poca emisión de calor que se disipa en el ambiente.

b. Combustión: Si la reacción es normal, en está, se produce con emisión de luz (llama) y calor, que es perceptible por el ser humano. el frente de llama tiene unos valores de varios centímetros por segundo.

c. Deflagración: Si la reacción es rápida, y si cuando la combustión que se produce cuando la velocidad de propagación del frente de llama es menor que la del sonido; su valor se sitúa en el orden de metros por segundo. ondas de presión 1 a 10 veces la presión inicial.

d. Detonación: Si la reacción es muy rápida, esta combustión que se produce cuando la velocidad de la propagación del frente de llama es mayor que la del sonido. se alcanzan velocidades de kilómetros por segundo. ondas de presión de hasta 100 veces la presión inicial.

Clasificación del fuego.

§ Conato:

Inicio de un incendio que puede ser sofocado, utilizando los extinguidores convencionales, generalmente extintores con polvo químico seco.

§ Incendio:

Es fuego no controlado de grandes proporciones, que puede presentarse en forma súbita, gradual e instantánea, requiriendo para su control y eliminación el uso de hidrantes, mangueras y extintores de carretilla. Los efectos resultantes del siniestro abarcan hasta un 25 por ciento de la zona o inmueble afectado.

§ Conflagración:

Es el incendio que destruye parcial o totalmente un inmueble, abarcando de un 26 por ciento al 100 por ciento de su estructura.

En los siguientes artículos abarcaremos mas aspectos del fuego y los incendios, a fin de tener un conocimiento amplio del tema, mismo que nos permita prevenir, contener y contrarrestar este fenómeno.