Recomendaciones de seguridad para evitar el robo a transeúnte

0
172

POR EL CMTE GERMÁN HERNÁNDEZ SANTIAGO

El robo a transeúnte es uno de los delitos de mayor incidencia en el País, en gran medida se materializa por descuido, distracción y desconocimiento del entorno por parte de la víctima, el victimario siempre está al asecho y al identificar una de estas debilidades en la víctima, el victimario actúa de forma contundente, motivo por el cual, la víctima no tiene la oportunidad de reaccionar quedando a merced del victimario.

El robo a transeúnte en espacio abierto al público es otro de los delitos que alcanzo en el 2020 el nivel más alto desde que se tiene registro, a pesar de la pandemia por Covid-19 que sigue activa en el país.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Centro Nacional de Información la incidencia del Robo a Transeúnte para el año 2020 a nivel nacional fue de 63,272 incidentes, de los cuales 49,671 incidentes fueron con violencia y 13,601 incidentes sin violencia.

Por su parte la Fiscalía General del Estado dio a conocer en su estadística mensual para el mes de enero, 188 incidentes en todo el Estado, de los cuales 20 a decir de la Fiscalía, se registraron en los valles centrales, esta informacion a todos luces es insuficiente y lamentable, pues solo refleja los delitos registrados en carpetas de investigación, ósea, son delitos denunciados por los ciudadanos afectados, sin embargo muestra la gran desconfianza de los ciudadanos hacia la Fiscalía del Estado, pues, tan solo en el municipio de Oaxaca de Juárez se han llegado a cuantificar más de 20 ilícitos de este tipo, esta información no se puede ocultar pues en los grupos de Whatsapp, Facebook y otras redes sociales, vemos a diario el número de personas víctimas de este ilícito, siendo los lugares mas concurridos para ello, el mercado de abastos, primer y segundo cuadro de la ciudad capital, entre otros.

La cifra negra del delito a nivel nacional es alarmante, pues de acuerdo con la ENVIPE, en el año 2019 se denuncio solo el 11% de los delitos, de los cuales, solo en el 69.1% de los casos el Ministerio Publico inicio carpeta de investigación, por lo tanto, la cifra real de atención al delito fue del 7%, quedando impune y en el limbo el 92.4% de los ilícitos. En el caso particular del estado de Oaxaca la cifra negra del delito es del 95.2%; esto sin mencionar que las fiscalías a nivel nacional pierden el 75% de los casos en los cuales inician carpeta de investigación.

Las razones primordiales por las cuales los ciudadanos no denuncian son: Perdida de tiempo en las agencias del Ministerio Publico por la no atención oportuna del mismo 36.3%, desconfianza total a la autoridad ministerial 15%, tramitología engorrosa, y/o trabas en la gestión (burocracia) 8.4%, actitud hostil por parte de Ministerio Público 3.5%.

Otros factores que influyen de forma directa en la desconfianza de la población y los alienta a no denunciar o a no contribuir con la autoridad en las escasas políticas de prevención y/o contención del delito son.

1. El alto nivel de infectividad que el ciudadano observa en la autoridad.

· Jueces: el 11% de la población los considera efectivos el 42% poco efectivos, el 47% nada efectivos.

· Policía ministerial: el 11% de la población los considera efectivos, el 42% poco efectivos, el 47% nada efectivos, sus resultados son relativos, pues están subrogados a la percepción del trabajo de los jueces.

· Policía estatal: el 8.7% los considera efectivos, el 45% poco efectivos y el 46.3% los considera nada efectivos.

· Ministerio público: el 9% de la población los considera efectivos, el 41.2% los considera poco efectivos y el 49.8% los considera nada efectivos.

· Policía municipal: el 6.3% de la población los considera efectivos, el 40.1% los considera poco efectivos y el 53.6% los considera nada efectivos.

2. Autoridad que identifican y consideran corrupta.

· Jueces: el 68.4% de la población los descalifica.

· Policía municipal: el 67.9% los desaprueba.

· Ministerio público: el 65.5% los reprueba.

· Policía estatal: 64.1% los desaprueba.

· Policía ministerial: el 62.3% los desacredita.

Es preciso una reingeniería de la política publica en materia de seguridad pública y procuración de justicia a nivel nacional y mas urgente a nivel estatal, pues el nivel de desconfianza y desaprobación que la población manifiesta hacia estas autoridades es alarmante y a la largo plaza será caótica.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PARA EVITAR EL ROBO A TRANSEÚNTE.

§ No camine por calles oscuras o desoladas, y de preferencia siempre en sentido contrario al flujo de circulación vehicular.

§ Antes de acudir a lugares que no conoce, infórmese sobre la problemática delictiva del lugar, así como de las zonas de riesgo en esos lugares.

§ Mantenga amplio panorama visual, evite la visión cónica.

§ Si detecta que alguien lo sigue, ingrese a algún establecimiento e informe de los hechos, solicite llamar a la policía, (911).

§ Evite usar audífonos mientras camina o corre, esto reduce su percepción y neutraliza su reacción.

§ No utilice alhajas ostentosas ni a la vista.

§ Investigue precios sobre las compras que piensa realizar, tome nota de los lugares donde las realizara y posteriormente regrese a realizarlas.

§ Divida su dinero en diferentes bolsas de su ropa, al pagar, pague solo con lo justo evitando mostrar dinero en abundancia, recuerde que siempre alguien observa.

§ Informe a la persona de su confianza sobre los lugares que visitara y la ruta que empleara.

§ Evite conversar con extraños y no responda ante alguna agresión.

§ Jamás ponga resistencia durante un asalto, el delincuente esta decidido a todo, incluso a privarlo de la vida para concretar su ilícito.

§ Si observa o es testigo de este ilícito, brinde apoyo inmediato a la víctima, grite pidiendo auxilio, llame al 911, registre las características del delincuente y si esta en sus posibilidades, impida el acto y/o detenga al infractor.

§ Colabore con la autoridad, denuncie.

¡Información y prevención, la mejor herramienta contra la delincuencia!