RECOMENDACIONES PARA SALIR DE UNA RELACIÓN TÓXICA.

0
159

 

POR GERMÁN HERNÁNDEZ SANTIAGO

¿Qué es una relación tóxica?

Son aquellas relaciones en las que ambas partes son incapaces, por alguna razón, de impedir hacerse daño. Puede tratarse de una relación de pareja, pero también de amistad, de trabajo, incluso de una relación familiar. Los signos que deben alertar de que se está en una relación tóxica con frecuencia son indirectos y subjetivos, lo que dificulta a las víctimas de alejarse de la relación tóxica antes de que sea demasiado tarde. Sin embargo, se recomienda prestar atención cuando se empieza a experimentar un malestar difuso e indescriptible, cuando el comportamiento cambia, por ejemplo, de extrovertido pasa a ser retraído, o cuando uno se siente desorientado sin lograr admitirlo; en este momento es importante cuestionarse y hacer un examen de lo que pasa. Lo cual no es sencillo, pues la sociedad en la que vivimos no nos invita realmente a estar atentos a nuestras emociones y a lo que nos ocurre. (fuente: Centro de Psicología Clínica y Psicoterapia R&A Psicólogos, CDMX.)

Generalmente, una relación tóxica se establece entre dos tipos de personas, una persona manipuladora (perverso narcisista), y una persona susceptible a la culpabilidad, sensible y vulnerable, que sufre de dependencia afectiva y que usualmente está volcada a los demás. Cuando dos personas con estas características se encuentran, se produce una especie de red dañina en la que quedan atrapados y de la que es muy difícil salir. Es importante tener presente que los métodos utilizados por una persona tóxica para controlar a su pareja no necesariamente son evidentes ni aparentes, ni siquiera para la pareja víctima.

CARACTERÍSTICAS DE LAS RELACIONES TOXICAS.

· Vida social limitada.

· Necesidad de aprobación de amor.

· Dependencia emocional.

· Obsesión con la relación.

· Es irracional y poco realista.

· Preocupación por el cambio.

· Es posesivo.

· Es manipulador.

· Intenta cambiar a la otra persona.

· Culpa a la otra apersona.

· Hace sufrir.

TIPOS DE RELACIONES TOXICAS.

· Menosprecio y denigración.

En una relación tóxica, una persona puede tener la tendencia a denigrar y menospreciar constantemente a la persona con la que está, ya sea pareja, amigo incluso familiar.

· Intimidación y control mediante «mal carácter».

En una relación tóxica, una persona puede tender a mostrarse furiosa simplemente por recibir alguna crítica o porque no se esté de acuerdo con algo de su persona, y podrá permanecer molesta durante días, esta es una forma que se tiene de controlar y chantajear emocionalmente a la otra parte.

· Inducción de culpa

En una relación tóxica, una de las personas puede inducir la culpa en el otro, y con esto, trata de obtener control, cada vez que hace algo que hace sentir mal a la otra persona, intentará hacerle sentir culpable por la situación, por lo que la hace sentir mal.

· Excesiva independencia, no tener en cuenta al otro.

En una relación tóxica, donde una de las personas de la relación puede llevar su independencia demasiado lejos, para esta persona, compartir lo que hizo en su día o anunciar lo que va a hacer, lo expone a que el otro lo controle, y por lo tanto a perder su independencia, esto necesariamente hace sentir insegura a la persona que está a su lado.

· Actitud utilitaria.

Una relación tóxica puede ser entre dos personas de las cuales una utiliza al otro para obtener lo que quiere, y la otra intenta complacerlo constantemente sin conseguirlo nunca.

· Actitud posesiva y controladora.

Las relaciones que tienen una confianza deteriorada tienden a ser relaciones tóxicas en las que uno de los dos es posesivo, y el otro sufre los celos y la desconfianza de su pareja.

Recomendaciones para salir de una relación toxica.

· Acaba con el autoengaño.

El primer paso para poder salir de una relación tóxica es reconocer que estás en una. Mantente abierto a las percepciones y opiniones que te puedan hacer amigos y familiares.

· Tú no eres el único culpable de que la relación no funcione.

El paso más importante para desprenderte de una relación tóxica es darte cuenta de que a pesar de que lo que la pareja te diga, tú no eres el único culpable o responsable de que no salgan bien las cosas en la relación.

· Conoce cuál es el antídoto de lo tóxico de la relación.

Si no hacemos frente adecuadamente a los retos que surgen a la hora de relacionarnos como pareja, nuestra relación puede volverse tóxica. Estos retos tienen que ver con problemas no resueltos que cada uno arrastra de su propio pasado, y que salen a flote en una relación importante debido a la confianza, la intimidad y la cercanía.

· Identifica las conductas tóxicas tanto de uno como del otro.

Es muy probable que ya tengas identificadas cuáles son las conductas tóxicas en tu relación de pareja, solo que las ves con ojos inocentes y encuentras formas de justificarlas, identificar los comportamientos tóxicos tiene que ver con aprender a ver el modo de relacionarse el uno y el otro desde una perspectiva diferente. Cuando dices: “en el fondo es una buena persona, yo le ayudaré a darse cuenta cómo actuar”, o “es celosa conmigo porque me quiere”, o incluso “me golpea porque ha sufrido mucho, en todos estos casos se trata de conductas tóxicas que debes evitar.

· Di no al miedo, mereces algo mejor.

Es importante que se dé cuenta que puede vivir sin esta persona. La razón principal por la cual permanecemos en relaciones tóxicas demasiado tiempo tiene que ver, la mayoría de las veces, con el miedo a no poder encontrar a alguien mejor.

RELACIÓN DELITO Y RELACIÓN TOXICA.

Un gran numero de delitos son producto de las relaciones toxicas, estos delitos pueden ser consumados tanto por la victima como por el victimario, la afectación psico emocional, el daño moral, la perdida de valores y autoestima de las personas las orillan a materializar una gama muy extensa de ilícitos, dentro de estos podemos encontrar los siguientes.

§ Abuso sexual.

§ Violación.

§ Lesiones.

§ Extorsión.

§ Robo.

§ Prostitución.

§ Trata de personas.

§ Homicidio.

§ Suicidio.

La estabilidad emocional, el respeto, la interacción sana y propositiva en una relación genera núcleos familiares sanos, sólidos y productivos para la sociedad, es tiempo de colaborar con nuestro primer circulo familiar y de amigos para ayudarlos a salir de una relación toxica, pues estas no solo destruyen a quienes las sufren de forma directa, repercuten sus efectos nocivos en su entorno próximo de vida.