Tendencias del turismo 2020… 

0
121

 

Mtro. Juan Antonio Gómez Cárdenas

gomcard@yahoo.com

La evolución constante de los mercados turísticos nos obliga a considerar una adecuada inteligencia comercial en cada uno de nuestros destinos, atendiendo sin duda alguna los nuevos gustos y necesidades muy específicos de los múltiples segmentos tradicionales y emergentes de nuestros turistas.

Poniendo especial cuidado en los cambios ininterrumpidos en:  los canales de distribución y venta, los avances tecnológicos disruptivos y el surgimiento de innovadoras aplicaciones y plataformas P2P (peer to peer) como Airbnb, que  han modificado radicalmente el sector de alojamiento.

Como mencione en entregas anteriores, hoy se hacen esfuerzos de adaptación y se replantea el diseño de nuevas experiencias auténticas e inolvidables para atender y satisfacer la creciente demanda de los Millennials y los que vienen tras ellos… la generación “Z” con un cambio demográfico sorprendente para esta década en la que hay que estar muy pero muy atentos…

Para ello, las empresas que se consolidaron en la década que terminó, ya se están trazando su permanencia e invirtiendo de forma estratégica en todo lo que esto implica; es decir considerando incluso nuevas marcas que pretenden amoldarse a los nuevos hábitos, gustos y preferencias de los segmentos mencionados. Pero específicamente en ofrecer nuevas experiencias basadas en la cultura local y enfocados en los valores globales que hoy día son premiados y reconocidos por los turistas previsores con “Too much information”; como lo han sido las políticas de sostenibilidad y Responsabilidad Social Compartida.

                  Hoy se han reconocido nuevos términos en nuestros segmentos emergentes como el término bleisure: Combinación de los términos “bussiness and leisure” creando una línea que mezcla en días de 2 a 1 su viaje de trabajo y viaje de placer, principalmente en jueves y viernes de trabajo y la opción de un sábado de ocio.

Para esta década también se detecta una generación X que esta envejeciendo y esta asumiendo el síndrome del “Nido Vació” (parejas en las que los hijos asumen otras responsabilidades educativas, profesionales o matrimonio y se van de casa ) y sin embargo esta más activa que otras generaciones que les precedieron, es  una generación migrante de fácil adaptación que va de lo analógico a lo digital, que representa ese eslabón entre baby boomers y millenials; y que indiscutiblemente cuenta con el poder adquisitivo para estar viajando a destinos tradicionalmente consolidados; lo que representa una demanda en crecimiento principalmente en espacios tematizados y equipados en fitness, health, wellness, mindfullness (Deportes, salud, bienestar y atención plena).

Ante un panorama cada vez más complejo, las empresas vinculadas al sector están necesariamente obligadas a estructurar rutas e itinerarios especializados por el destino para cada segmento que se atiende, con diferentes motivaciones y expectativas de viaje, que luego serán retransmitidas en testimoniales de sus propias redes sociales.

Ahora bien, más allá de los perfiles sobre nuestros consumidores en indicadores basados en sus variables de ingresos per cápita, nivel de preparación, zonas geográficas, etc. Importan más aquellos que humanizan y redefinen su comodidad y atención; por lo cual en algunos hoteles, el mostrador de recepción tiende a desaparecer para crear espacios más amables que permitan una interacción más personal, cercana y confiable, por ejemplo, atender al cliente en un sofá cómodo, ofreciéndole una bebida, mientras se gestiona su check in desde una tableta.

Reflexionemos: Ante esta década que comienza y de acuerdo con los expertos en marketing turístico, se afirma que en la hotelería y en la gastronomía pasaran de ofertar camas y  platillos a ser centros de experiencias. Incluso el diseño innovador de algunas de estas empresas conlleva quizás una atracción más allá de sus instalaciones, basados en diversión y aprendizaje; como ejemplo de ello, algunos hoteles y restaurantes  se están convirtiendo también en museos de la cultura local, galerías de arte, centro de espectáculos, espacios de juegos en realidad virtual y otras tantas experiencias que se están cocinando de forma continua…

Juan Antonio Gomcard 
 Turismo (I+D+i)