Acciona SSO plan para prevención del dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla

0
220

 

 

Oaxaca de Juárez, Oax., 26 de abril de 2019. Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), intensifican sus acciones y estrategias como medida de prevención para controlar y erradicar la arbovirosis, es decir, la proliferación de mosquitos causantes del dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla.

Con la finalidad y el compromiso de proteger a la población oaxaqueña, personal especializado de la dependencia sesionó para realizar una intervención coordinada y oportuna a través de la implementación del “Plan intersectorial de abordaje integral para la Prevención y Control de Arbovirosis”.

Dicho plan se llevará a cabo principalmente en 199 localidades de 94 municipios de alto riesgo, en la cual se fortalecerán acciones como: colocación de ovitrampas (trampas para los zancudos), análisis de muestras, tamizaje y notificación oportuna de pacientes con síntomas sospechosos, acciones de capacitación al personal médico y a la población.

Además de rociado espacial con insecticida (nebulización con maquina pesada), rociado rápido intradomiciliario (casa por casa), certificación de edificios libre de larvas (huevos de zancudos), búsqueda intencionada de mujeres embarazadas para evitar contagios de zika y vigilancia epidemiológica.

Así lo informó el jefe del departamento de Prevención y Control de Enfermedades Trasmisibles por Vector de los SSO, Jorge Concha Suárez, quien explicó que se conformarán redes de ayuda con autoridades municipales, comités locales de Salud, grupos religiosos y población estudiantil en todo la entidad para alertar e instruir a la población sobre los riesgos de la picadura de los moscos Aedes Aegyptis y Albopictus, causantes del dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla.

Informó que en el país se han diagnosticado mil 380 casos de dengue, “al comparar el comportamiento de los reportes con lo ocurrido a la misma fecha del 2018, se observa un incremento del 247%”. El 77% de los pacientes corresponden a Veracruz, Chiapas, Jalisco, Quintana Roo y Tabasco.

Aseveró que el aumento de la enfermedad es multifactorial, “cada cinco años se han presentado de manera cíclica brotes explosivos; el cambio climático ha generado en México mayor precipitación en ciertas áreas, las altas temperatura y las lluvias intermitentes proporcionan condiciones ideales para que los mosquitos que trasmiten el virus se reproduzcan con mayor facilidad”.

Concha Suárez detalló que al corte de la semana epidemiológica número 16, se han confirmado por laboratorio 46 casos de Dengue en el territorio oaxaqueño, de ellos 21 corresponden a dengue no grave, 20 a dengue con signos de alarma y cinco a dengue grave, afectando en un 23 por ciento al sexo femenino, con mayor incidencia en el grupo de edad de uno a 15 años.

Agregó que la Jurisdicción Sanitaria con mayor número de casos corresponde al Istmo con 15 notificaciones, Costa con 12, Valles Centrales con siete, seguida de Tuxtepec y la Sierra con cinco y dos casos respectivamente; cinco casos corresponden a pacientes foráneos.

Enfatizó que Oaxaca se ubica en el noveno lugar a nivel nacional por incidencia de casos, con un paciente por 100 mil habitantes, “la única manera de protegerse es llevando a cabo medidas de saneamiento y protección personal, eliminando en cada hogar los criaderos del mosquito. Lavar, tapar, voltear y tirar todo recipiente que pueda acumular agua, es clave para mantener saludables a nuestras familias”.

Concha Suárez reiteró que para el éxito de esta estrategia es indispensable la participación de la ciudadanía en las jornadas comunitarias de recolección de inservibles en viviendas, sitios de trabajo, espacios recreativos y lotes baldíos, además recomendó usar mosquiteros en las habitaciones, sobre todo cuando hay pacientes para evitar que infecten nuevos mosquitos o en los lugares donde duermen los niños, además de lavar y cepillar tanques, cisternas, cubetas y albercas.

Finalmente, solicitó el apoyo, para que la población permita que el personal de Salud, debidamente identificado con uniforme, gafete con fotografía y número de la sede de la Jurisdicción Sanitaria (al cual pueden marcar para asegurar la autenticidad del personal), ingrese a las viviendas para eliminar todo objeto que pueda ser un criadero potencial del mosco.