Periodismo en la 4T, renovarse o perecer

0
250

DETRÁS DE LA NOTICIA

Alfredo Martínez de Aguilar

 

* Es vital impulsar reformas constitucionales en el Congreso de la Unión y los Congresos de los Estados para reconocer al ejercicio periodístico como sujeto de interés público, proteger y defender los derechos fundamentales a la protección cautelar, libertad para acopiar información; secreto profesional.

* Otros derechos, son cláusula de conciencia; capacitación profesional continua; acceso a sitios físicos donde se genere información de interés público, el acceso a las fuentes y archivos de entidades públicas; derechos de autor, con la acotación que en caso de duda se privilegiará el interés público.

Cada vez son más graves los ataques al periodismo y a los periodistas mexicanos en la Cuarta Transformación. Lo peor de todo es que las amenazas son lanzadas por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

Amplío aquí las salidas a estos peligros actuales apuntadas en el programa Ciudadanía contra la Corrupción, espacio pionero en la radio nacional en el que se habla sin censura alguna sobre la corrupción en México.

Junto con los colegas Adrián Romero y Virgilio Sánchez, fuimos invitados por Jorge Oropeza a nombre del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción.

Al programa del Comité de Participación Ciudadana y la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión asistió el Presidente del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción, Adán Córdova Trujillo.

En la introducción Yetnalesy Díaz recordó que han pasado muchas cosas el pasado fin de semana en el país, sin embargo, una a destacar – y que se dio a conocer en la última conferencia matutina del Presidente López Obrador – es la presentación de los Lineamientos en Materia de Comunicación Social para el Gobierno Federal.

Entre muchos puntos se habla de la reducción a la mitad de los presupuestos de publicidad oficial, de porcentajes máximos, de criterios claros de selección de los medios con mayor audiencia y de ya no contratar periódicamente, sino por campañas.

Jorge Oropeza, por su parte, dijo que otras cosas que llaman la atención es la reducción de gastos maximizando el uso de medios digitales, plataformas propias, ahorrándose las producciones audiovisuales endosando este trabajo a medios públicos, así como aprovechar los tiempos fiscales oficiales que tiene el Estado… muchos y muy importantes temas sobre libertad de expresión y sobre combate a la corrupción en la designación de estos recursos…

Jorge recordó que esta discusión ya se había dado de algún modo en la agenda nacional, cuando se legisló la Ley General de Comunicación Social que más tarde fue congelada por la Suprema Corte… sin embargo, vuelve a la escena con temas trascendentales…

¿Cómo impactará y está impactando la reducción a la mitad del presupuesto para publicidad oficial? Hay medios que están cerrando o despidiendo periodistas, pero también hay abusos, corrupción y mecanismos de coerción documentados en el pasado.

De entrada, me permití recordar que no es nada nuevo bajo el Sol mexicano, todos los gobiernos de todos los partidos PRI, PAN y, ahora, Morena han intentado doblar y amordazar a los medios de comunicación, a través de la discrecionalidad en el otorgamiento de la publicidad como premio o castigo, por lo que, a nuestro juicio, es la misma gata nada más que revolcada en la 4T.

Con el optimismo del realista informado subrayé que las amenazas del presidente Andrés Manuel López Obrador a los periodistas y medios de comunicación, y los ataques consumados por sus hordas digitales, a través de las benditas redes sociales, son una gran oportunidad de crecimiento. No hay que olvidar que las crisis son oportunidades de desarrollo.

Sin embargo, conseguirlo requiere de manera indispensable para supervivir, organización gremial al margen de siglas y membretes. ¡Qué mejor que seamos amigos, no obstante esto finalmente no importa, sino ante todo alcanzar conciencia de clase como trabajadores del periodismo!

Al mismo tiempo, es vital impulsar reformas constitucionales en el Congreso de la Unión y los Congresos de los Estados para aprobar leyes que reconozcan al ejercicio periodístico como sujeto de interés público, así como proteger y defender los nueve derechos fundamentales de los periodistas.

El primer derecho debe reconocer de manera obligatoria «al ejercicio del periodismo como una actividad de interés público que debe ser protegida y tutelada por los diversos órdenes de gobierno». Es decir, el periodismo debe ser sujeto, no objeto de interés público.

Los otros ocho derechos, son: a la protección cautelar, la libertad para acopiar información; el secreto profesional; la cláusula de conciencia; la capacitación profesional continua.

Asimismo, el acceso a los sitios físicos donde se esté generando información de interés público, el acceso a las fuentes y archivos de entidades públicas; derechos de autor, con la acotación que en caso de duda se privilegiará el interés público.

Para evitar discusiones bizantinas es imperioso precisar quién es periodista: Para efectos de la Ley de Protección de los Periodistas del Estado de Oaxaca y de México, se debe entender por Periodista:

La persona física, así como medios de comunicación y difusión públicos, comunitarios, privados, independientes, universitarios, experimentales o de cualquier otra índole, cuyo trabajo consiste en recabar, generar, procesar, comentar, opinar, difundir, publicar o proveer información, a través de cualquier medio de difusión y comunicación que puede ser impreso, radioeléctrico o digital, que hace del ejercicio de las libertades de expresión y de información su actividad principal y remunerada.

A fin de evitar división y enfrentamiento entre el gremio periodístico oaxaqueño y mexicano, debe excluirse del análisis y discusión de la Iniciativa de Ley de Protección de los Periodistas de México y del Estado de Oaxaca la creación del Fondo de Apoyo Económico que se ha convertido en botín en otras entidades.

Obligado es aclarar que no buscamos eximir a los propietarios de los medios de comunicación de sus obligaciones obrero-patronales endosando al Gobierno de México y de Oaxaca sus responsabilidades como equivocadamente se ha manifestado para descalificar la creación de la Ley.

Llamamos vehementemente a los propietarios, concesionarios y ejecutivos de prensa, radio y TV, a sumarse y consensuar la Iniciativa de Ley de Protección a los Periodistas del Estado de Oaxaca y de México.

Los asociados de las organizaciones periodísticas y free lance participantes no somos enemigos del Estado ni de los propietarios, concesionarios y ejecutivos de los medios en los que trabajamos.

Por el contrario, a través de la aprobación de la Ley de Protección a los Periodistas del Estado de Oaxaca, en su caso, se trata de apoyarles y defenderles ante los atentados a sus empresas. Nadie está exento de éstos.

Demandamos a los Tres Poderes de la Unión y del Estado de Oaxaca respetar y hacer respetar la Ley; garantizar la integridad física, la vida y el patrimonio de todos los oaxaqueños, y sobre todo que los atentados y asesinatos de periodistas no queden impunes.

Es indispensable la permanente capitación profesional, además de mantener la convicción personal de mantener el contenido crítico de denuncia y de anuncio de la Buena Nueva, porque gracias a Dios no todo está perdido en México y en Oaxaca.

Obliga, también a adaptarnos a las nuevas Tecnologías de la Información (TIC’s), elevando la calidad de los contenidos de nuestros medios con mayor imaginación y creatividad, además de diversificarnos como profesionales para no poner todos los huevos en una sola canasta.

Podemos y debemos participar en los diversos medios impresos, electrónicos y digitales, crear nuestros propios medios en las redes sociales en prensa, radio y televisión, como de hecho ya lo están haciendo algunos compañeros, amén de dar clases, asesorías y diseñar campañas de difusión. Hay mucho por hacer.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila