Ratifica consulta bono democrático de Murat

0
854

DETRÁS DE LA NOTICIA

Alfredo Martínez de Aguilar

 

* Sin pecar de ingenuo, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa está sabedor que la decisión del Proyecto Transístmico está tomada por razones geopolítica estratégicas globales.

* Miles de priistas le acompañan al participar en la Consulta Nacional convocada para respaldar la construcción del Tren Transístmico que detonará el desarrollo del sureste mexicano.

México y Oaxaca son síntesis de la eterna contradicción. Irónica y cruel paradoja material y materialista. Es resultado de la plena vigencia de la Ley de la unidad y lucha de los contrarios.

Vean si no es así. Una de las mayores maldiciones de Oaxaca son las diversas modalidades de movilizaciones, marchas, plantones, bloqueo de calles y carreteras, y toma de oficinas y casetas.

Hasta ahora las presiones y chantajes de las cotidianas movilizaciones han frenado el crecimiento y desarrollo de Oaxaca, pero no han logrado sabotear al gobierno de Alejandro Murat Hinojosa.

Oaxaca avanza, entre «grillas» aldeanas, intrigas y mezquindades en contra de Alejandro Murat, a pesar de la ineptitud por ineficacia e ineficiencia de los amigos y colaboradores más cercanos.

De ahí que sea importante que se dé a conocer públicamente el reinicio de algunos cambios en el gabinete legal y ampliado. Urge un manotazo en el escritorio y un golpe de timón en el gobierno.

La industria de la movilización que, por razones político-económicas, ha causado histórico daño a la gobernabilidad y gobernanza durante los últimos 50 años, hoy puede tener un efecto positivo al ratificar el bono democrático de Murat con el que fue electo.

La correa de transmisión y el fierro de los dirigentes de las organizaciones sociales que se movilizan pertenecen mayoritariamente al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Práctico y pragmático, Murat invitó a los mexicanos y oaxaqueños a votar en la cuestionada, por populista, segunda consulta convocada por Andrés Manuel López Obrador, a favor del Proyecto Transístmico. Hábilmente, se apoya en Morena para ratificar su bono democrático.

Sin pecar de ingenuo, el mandatario estatal está sabedor que la decisión del Proyecto Transístmico está tomada por razones geopolítica estratégicas globales, pese a que investigadores, académicos, empresarios y organizaciones de la sociedad civil, aseguran que la consulta sobre los 10 proyectos prioritarios de López Obrador es un ejercicio anticonstitucional no exenta nuevamente de errores al permitir votar varias veces.

Miles de priistas le acompañaron al participar en la Consulta Nacional convocada por el presidente electo e impulsada en Oaxaca por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien respalda la construcción del Tren Transístmico que detonará el desarrollo del sureste mexicano.

No obstante los oscuros y mezquinos intereses personales, grupales y políticamente mafiosos que se oponen al desarrollo material y progreso espiritual de Oaxaca, ésta avanza y crece lentamente.

Consciente de la andanada de críticas que generará que un gobernador priista llamara a votar por una consulta a la que está convocando la «Cuarta Transformación», se adelantó y explicó a nivel nacional:

“Traemos una camiseta bien puesta, y es la de México, y si queremos que le vaya bien a México hay que sumar a favor de los proyectos que son valiosos para México, y yo estoy listo para sumar en lo que vaya a beneficiar a los oaxaqueños”.

Murat ve en el presidente electo a un hombre que está mirando al sur y que quiere mucho a Oaxaca. Muchos de los compromisos que hizo en campaña los retomó el presidente electo.

Entonces, de entrada, coincide en el planteamiento, en el diagnóstico. Así que lo que hay que hacer, ahora, es que fluya el recurso.

Ambos hicieron ya una evaluación inicial. Murat propuso a López Obrador terminar todas las obras abandonadas como parte de los 600 compromisos de campaña, y el presidente electo estuvo de acuerdo, así que se espera que este año se vea reflejado en el presupuesto federal.

El gobernador planteó también el Proyecto Transístmico, cuya consulta se realizó este fin de semana; asimismo planteó terminar la supercarretera Oaxaca-Istmo que lleva diez años sin ser terminada y que se espera arrancar con AMLO; y terminar la supercarretera a la Costa, cuyo financiamiento ya se logró.

Oaxaca tiene prisa, ha sintetizado el mandatario. El gran detonador es el Proyecto Transístmico, “es el gran proyecto que va a detonar el sureste de México. Es un proyecto logístico único”.

“No puede tenerlo ninguna otra parte del mundo, porque tenemos 11 tratados de libre comercio, tenemos zona económica especial, en la que hay beneficios fiscales regulatorios y podemos hacer un gran corredor de valor agregado industrial”.

“Le va a ir bien a México, le va a ir bien a Oaxaca y le va a ir bien a todos”, ha subrayado, con visión y sensibilidad, el gobernante oaxaqueño ante esta posibilidad histórica largamente anhelada por siglos.

Desde temprana hora, el presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jorge González Ilescas, acompañado de decenas de militantes e integrantes del CDE, acudió a depositar su voto a favor del desarrollo de Oaxaca a la casilla ubicada en el Parque El Llano.

Lo mismo se observó en cada una de las regiones del estado, donde hubo gran participación de los ciudadanos, quienes dijeron ‘sí’ al impulso del estado.

En entrevista, el presidente del CDE refirió que “el priismo del estado respalda la convocatoria hecha por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa a favor del Tren Transístmico que vendrá a desarrollar la región del Istmo de Tehuantepec, a través de la modernización de los puertos de Salina Cruz, Oaxaca; y el de Coatzacoalcos, Veracruz”.

Jorge González Ilescas añadió que para llevar a cabo el destacado proyecto, se acompañarán las acciones tomadas por el Ejecutivo estatal, siempre escuchando a las comunidades por donde atravesará la vía del tren con el único objetivo de reactivar la economía del sureste e incorporar a los pueblos indígenas a su pleno desarrollo, dijo.

“En el PRI uniremos esfuerzos para apoyar todas las decisiones que convengan a nuestro estado, puesto que son fundamentales para el desarrollo del sureste; el Revolucionario Institucional suma por el progreso de México”, terminó el dirigente partidista.

La consulta se desarrolló este sábado 24 y domingo 25 de noviembre en 40 mesas de votación en las principales plazas del estado, la cual contempla la modernización de los puertos de Salina Cruz y de Coatzacoalcos, conectando para ello los océanos Pacífico y Atlántico a través de un tren que recorrerá Oaxaca y Veracruz.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila