¿Cuántos periodistas más, señor gobernador?

0
507

EXPRESIONES. 130221.

Pablo Ramírez Puga.

Cada vez más el gremio periodístico oaxaqueño se está distinguiendo por ser parte de esas estadísticas nefastas que actualmente nos asolan. Las cifras de periodistas asesinados o desaparecidos en Oaxaca, ya sumarían 15 con el reciente caso del compañero Edgar Leyva, quien sufrió no sólo un primer atentado, sino que estuvo desaparecido por más de una semana, especulándose que lo persiguieron hasta Tuxpan, Veracruz, para ultimarlo, después de haber sido asesinadas arteramente su tía y hermana en la población de Ocotlán de Morelos.

Y aunque el hecho se hizo del conocimiento de las autoridades del ramo de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado, así como de organismos defensores de los Derechos Humanos, ninguna instancia le dio la importancia debida a lo que hoy afortunadamente ya se va esclareciendo. Habrá que agradecer el interés manifiesto de la organización Artículo 19 y a la Organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), así como al defensor de los derechos humanos, el abogado Juan Maldonado Vargas, integrante del Frente Estatal por la Defensa de los Derechos de los Periodistas y del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, Capítulo Oaxaca quien ha estado pendiente del caso.

Son muchas las controvertidas versiones que se desarrollaron sobre el asunto del compañero periodista, pero la realidad es que cumplió más de una semana de zozobra en que él y su madre estuvieron desaparecidos. La Fiscalía de Veracruz negó la versión de que el periodista fuera ultimado en Tuxpan, Veracruz, y la Fiscalía de Oaxaca, sólo hizo mutis al respecto.

Es evidente que el oficio del periodismo en todo el mundo se ha vuelto demasiado peligroso, ante la incompetencia de las autoridades federales y a esa política discriminatoria que el gobierno estatal hace hacia el periodismo local y que lo ha expuesto al descrédito y a su desprofesionalización.

Oaxaca ya ocupa el segundo lugar como de las entidades más peligrosas para el ejercicio del periodismo y tanto la SSPO como la Fiscalía y el Congreso del Estado, siguen denotando incapacidad y negligencia en la atención a la problemática del gremio periodístico.

Recientemente el propio secretario de Seguridad Pública del Estado informó que Oaxaca está entre las 10 entidades más seguras en cuanto a delitos de alto impacto y en apenas 10 días, se suscitaron ejecuciones tanto en la capital del estado como en poblaciones de Valles centrales, el Istmo, la Cuenca y la Mixteca, entonces, ¿En que consiste la seguridad y lucha contra la impunidad y el delito que tanto pregona el gobierno del estado?

¿Cuántos más ciudadanos y periodistas tienen que morir o ser agredidos, señor gobernador, para que le ponga interés a tan creciente flagelo?

El compañero Edgar Leyva, se ha distinguido por ser un periodista con gran trabajo en las redes sociales, tranquilo y dedicado a su profesión, pero desafortunadamente, es probable que haya afectado intereses caciquiles en la población de Ocotlán de Morelos, por tener en esa demarcación algunos terrenos propiedad de su familia, comunidad que se distingue, junto con Ejutla y Miahuatlán, como zonas de siembra de enervantes y de narcotráfico ante la incapacidad y a veces contubernio con quienes tienen la encomienda de vigilar y aplicar la ley en la región.

Pero, ¿es eso motivo suficiente para ejecutarlo u obligarlo a desaparecer de la forma como se vio obligado a ver por su integridad?

Son ya varios los casos de atentados y agresiones a periodistas, que les han dado “carpetazo”, permaneciendo su aclaración en la clásica impunidad que impera en Oaxaca, dejando al paso del tiempo a la resolución u olvido de los mismos. Esperemos que el caso del compañero Edgar Leyva no sea más de lo mismo. Desafortunadamente, del mismo modo operan los organismos defensores de los Derechos Humanos que como ONGS sólo utilizan las agresiones y ejecuciones como índices temáticos de su incompetencia.

Hoy Oaxaca es el segundo estado más letal para los periodistas, con 14 asesinatos, perpetrados entre 2010 y febrero del 2021. Veracruz es la entidad más peligrosa, con un registro de 24 asesinatos. Ante tales estadísticas ¿se puede argüir que Oaxaca es un estado seguro y que aquí no hay delitos de alto impacto?

¿Hasta cuándo el gobierno de Alejandro Murat valorará al periodismo oaxaqueño y le dará la atención que merece?

No se trata de pugnar por un “chayote”, como la maledicencia popular estigmatiza a la labor periodística, se trata de hacer justicia a una labor demasiado vilipendiada y que es vital para la armonía social y política del estado.

Por eso, hoy el periodismo oaxaqueño, una vez más pide justicia…

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- DE RISA LOCA el que Morena acepte candidaturas como la del parlanchín y acosador líder de ambulantes, Hugo Jarquín… Por lo visto Morena se está distinguiendo por ser partido de los ineptos y dipsómanos…

.- Y QUE LES PARECE LA PRIMERA FRASE del recién desempacadito del Covid-19… AMLO dijo: “El contagio de Covid-19 me sirvió para reafirmar mis convicciones”… ¡Cómo la ven!… O sea, que el descanso no le sirvió de nada…

.- EN UN MAL NECESARIO se ha convertido el porro Freddy Gil Pineda Gopar, quien ahora saltará a una diputación local apoyado por la alianza PAN_PRD_PRI… No cabe duda, los rudos siguen siendo útiles en la política local….

.- EXCELENTE NOTICIA el que haya trascendido que el compañero periodista Edgar Leyva está con vida, pero ha decidido resguardarse por seguridad… Así lo confirmó la Organización Reporteros sin Fronteras (RSF), defensora de la Libertad de expresión… Ahora se pide a la Fiscalía de Oaxaca continúe con las líneas de investigación para dar certeza a la integridad del periodista y al caso en donde perdieron la vida su hermana y su tía en la población de Ocotlán de Morelos.

.- Vox clamantis.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca; sábado 13 de febrero/2021. confusiopuga@hotmail.com