Cayó el “gober precioso”…

0
160

 

03/02/21.

Vaya que la justicia mexicana es lenta, no se si segura, pero sí muy lenta. Después de 15 años en que se supo de su presunta responsabilidad en la tortura de la periodista Lydia Cacho, por fin fue capturado por la Fiscalía General de la República (FGR) en Acapulco, Guerrero, tras un cateo en un inmueble.

El ex gobernador de Puebla, Mario Marín será trasladado a Cancún, Quintana Roo, para ser puesto a disposición de la autoridad que lo requiere.

Faltan de ser aprehendidos Kamel Nacif y Juan Sánchez, ex jefe de la Policía Judicial de Puebla.

En la Cuarta Transformación están atrapando a unos, pero soltando a otros, como Elba Esther Gordillo, por ejemplo. ¿Será justicia?