La rumorología política a todo lo que da…

0
162

 

Jueves 13/enero/ 2022.

Vaya que a los políticos oaxaqueños les infectó no sólo el covid-19 con sus variantes delta y ómicron, sino que el “virus sucesorius” trae a muchos con delirium tremens. Ya ven, Salomón Jara se siente ya gobernador del estado, aunque la senadora Susana Harp se desgreña por tumbarlo, apoyada en una razón de género, que como dijo Mario Delgado: la política no es un concurso.

Por su parte, la llamada oposición avienta al ruedo a elementos que se dicen políticos por ser “chingones” para la grilla y que se distinguen por sobrevivir como rémoras de partidos políticos, sin más sustento que haber obtenido un registro por obra y gracia de nuestra “demosgracias”.

Lo mismo hace el otrora partidazo oaxaqueño, el PRI, que se saca de la chistera a 3 candidatos, que parecieran sólo dispuestos a hacerle el juego político a los intereses Muratistas en menoscabo a su trayectoria

política o como servidores públicos. Así se anotan, Francisco Ángel Villarreal, Heliodoro Díaz y Germán Espinosa, a quien últimamente ya lo consideran el bueno del tricolor apoyado por la chochera política de Héctor Annuar Mafud.

En fin, ya nada más falta que se avienten al ruedo político, Flavio Sosa, y en una de esas, hasta resucitan a Héctor Sánchez, a quien todavía no le dan embajada.

La rumorología está a todo lo que da.

Como dijo Voltaire: “La gran creadora de la verdad es la mentira”, así que ya saben…