Lealtad al PRI, dice Javier Villacaña…

0
403



En el ejercicio periodístico, la réplica es un derecho y una respuesta a lo que siempre debe prevalecer: el diálogo como instrumento para fortalecer el libre albedrío.
Ante mi columna titulada: Por “lealtad” a Murat, publicada en mi portal Respuesta Periodística.com. dejo establecida mi opinión con respecto a lo que observo sobre el devenir político estatal y en esta ocasión opiné sobre una declaración que se publicó en varios portales en redes sociales. Ahora, el presidente del PRI estatal, Javier Villacaña Jiménez, aclara el concepto político que diseminó en un discurso en su sede política y que yo enfoque hacia una dependencia política que ha disgregado el seno del tricolor.
Hago un extracto textual de ello: “Decía el mártir de la democracia (sic) que: LOS TIEMPOS DIFÍCILES, SON TIEMPOS DE VALORES ESENCIALES. Y no hay valor más esencial que la lealtad. El que es leal a sus convicciones es leal consigo mismo. Esto viene a colación porque: los tiempos políticos que estamos viviendo pondrán a prueba, sin duda alguna, nuestra lealtad y nuestra convicción. Tendremos en su momento que demostrar los PRIISTAS de que estamos hechos.
Más allá de los errores que algunos han cometido y que hay que reconocer para evitar repetirlos, todos sabemos que el PRI, su militancia y su dirigencia han sido objeto de embates inéditos, descarnados, ocupando toda la fuerza del estado. Se nos ha tildado de las peores cosas, se nos han impuesto adjetivos ofensivos y lamentablemente no supimos organizarnos para responder. Dimos pie a que ese principio maquiavélico de “difama, que algo queda”, se hiciera.
Hoy ante esa realidad el PRI nos necesita a todos. Sabemos que en una organización política vigente y vibrante como la nuestra se vale disentir, se vale tener puntos de vista diferentes, es normal, lo que no se vale es que esos temas que generan debate interno, sirvan como pretexto para lastimar, agraviar o descalificar, sobre todo cuando no se ocupan los canales preestablecidos en nuestro partido para que se conozcan nuestras opiniones y diferencias. No debemos olvidar que el adversario no está entre nosotros, que sabemos quién es y que busca. El debate entre los priistas debe estar enfocado en combatir a esos adversarios. No en desgastarnos entre nosotros…”.
Pues bien, ahí está el mensaje. Un mensaje que no saqué de contexto porque el tema ha trascendido a nivel nacional. Pero ante mis observaciones de la política local me parece evidente la influencia y el manejo que José Murat ha hecho desde hace muchos años en las filas del priismo local y nacional. Influencia que ha dado permanencia política al PRI, pero también una degradante dependencia política en la que muchos priistas oaxaqueños se han visto favorecidos, pero también manipulados por su experiencia política.
El llamado a la lealtad del presidente del CDE del PRI, efectivamente va en el sentido institucional, y que si ha generado polémica en su interior es por los acuerdos que se dan en la cúpula del CEN del PRI y que evidencian la fractura que existe en el seno tricolor y que tendrán que atender o subsanar para permanecer como alternativa política nacional y que por supuesto, menean también el tapete de los diversos intereses políticos que se conjugan en el estado y que evidencian claras deslealtades al partido que los encumbró.

Aclaración pedida, aclaración dada….