RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PARA EVITAR CAÍDAS

0
285

 

POR GERMÁN HERNÁNDEZ SANTIAGO

Las caídas son acontecimientos involuntarios que hacen perder el equilibrio y quedar con el cuerpo en tierra u otra superficie firme que lo detenga. Las caídas son eventos complejos que pueden ocurrir en diversos lugares y en cualquier momento. OMS.

Las caídas representan un problema global de salud pública, de acuerdo con los datos revelados por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S). se calcula que anualmente se registran 646,000 caídas mortales, cifras que convierten a las caídas en la segunda causa de muerte por lesiones no intencionales, ligeramente por debajo de la mortandad provocada por los hechos de tránsito, la OMS. También destaco que más del 80% de las muertes relacionadas con caídas se registran en países de bajos y medianos ingresos, y un 60% de esas muertes se producen en las Regiones del Pacífico Occidental y Asia Sudoriental.

Cada año se producen 37,3 millones de caídas que, aunque no sean mortales, requieren atención médica y suponen la pérdida de más de 17 millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad. La mayor morbilidad corresponde a los mayores de 65 años, a los jóvenes de 15 a 29 años y a los menores de 15 años.

La edad es uno de los principales factores de riesgo de las caídas, los ancianos son quienes corren mayor riesgo de muerte o lesión grave por caídas, y el riesgo aumenta con la edad. La magnitud del riesgo puede deberse, al menos en parte, a los trastornos físicos, sensoriales y cognitivos relacionados con el envejecimiento, así como a la falta de adaptación del entorno a las necesidades de la población de edad avanzada.

Los niños son el segundo grupo en riesgo, cuyas caídas se deben en gran parte a su estado de desarrollo, a su curiosidad innata y al aumento de su nivel de independencia, que los lleva a adoptar conductas de más riesgo. Aunque la supervisión insuficiente de los adultos es un factor citado frecuentemente, las circunstancias suelen ser complejas y hay interacciones con la pobreza, la mono parentalidad y los entornos particularmente peligrosos.

La OMS. También enfatizo que ambos sexos corren el riesgo de sufrir caídas en todos los grupos de edad y todas las regiones. Sin embargo, en algunos países se ha observado que los hombres tienen mayor probabilidad de sufrir caídas mortales, mientras que las mujeres sufren más caídas no mortales. Las ancianas y los niños pequeños son especialmente propensos a las caídas y a una mayor gravedad de lesiones.

De acuerdo con el informe de la Secretaria de Salud, las caídas constituyen una de las principales causas de muertes accidentales en el México. Pues en la última década han fallecido 26,675 personas por caídas en el país, del total de fallecimientos, 11,311 sucedieron en el hogar.

La Secretaria de Salud también preciso que cada año 3,882.910 sufren lesiones no fatales producto de caídas y que 776,582 personas sufren discapacidad permanente producto de este mismo factor.

El Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA), informo en el año 2015 se registraron 2,715 muertes por caídas, de las cuales, 1,175 ocurrieron en la vivienda (43.3%). De estas 67.3% correspondieron a la población infantil, adolescente y adulta mayor, 72.4% del total de estos grupos fallecieron en instituciones médicas y 22.3% en el lugar de la lesión (vivienda).

QUE LUGAR OCUPAN LAS CAÍDAS DENTRO DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE EN EL PAÍS.

De acuerdo con los datos proporcionadas por la STCONAPRA, en nuestro país las caídas se posicionan en la tabla de mortandad de la siguiente forma.

· En niños y niñas menores de 10 años, ocupa el lugar 46 de mortandad, con una tasa de 0.5 por cada 100 mil en niñas y niños.

· En la población adolescente de 11 a 17 años, ocupa el lugar 26 de mortandad, con una tasa de 0.4 por cada 100 mil personas de esta edad.

· En las personas adultas mayores esta causa se ubicó en el lugar 57 con 10.5 por cada 100 mil personas de ese grupo de edad.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PARA EVITAR CAÍDAS.

EN NIÑOS.

· Mantenga siempre a los niños vigilados, evite juegos peligrosos entre ellos.

· Instale barreras de protección, para escaleras, ventanas, terrazas, balcones, entre otros.

· Evite que los niños se asomen por ventanas.

· Vigile que los niños no jueguen al inicio o final de escaleras, pues pueden resbalar con sus propios juguetes.

· No permita que los niños jueguen en las cornisas, sentados en ventanas o en lugares donde puedan perder el equilibrio y caigan.

· En los parques mantenga vigilados a los niños y acompáñelos en los juegos mecánicos.

· En los juegos inflables seleccione a los niños por edades, pues niños muy pequeños pueden salir lastimados al jugar con niños mayores.

· En la vía publica supervise que los niños lleven los cordones de los zapatos perfectamente amarrados.

EN ADOLESCENTES.

· Concientizar a los adolescentes sobre la utilización de equipo de protección al momento de realizar actividades recreativas extremas.

· Recomiéndenles no hacer bromas que involucren caídas o derribos a sus compañeros.

· Evite que realicen actividades peligrosas sin supervisión de usted, como trepar árboles, bardas, etc.

· Evite que exponerlos a riesgos innecesarios, como son trepar por una ventana, saltar una barda, etc.

· Recomiéndeles que siempre lleven sus cordones de los zapatos perfectamente amarrados.

· Dote a sus adolescentes de calzado con suela antiderrapante.

· Recomiéndeles no correr en sitios concurridos, principalmente donde transiten niños mas pequeños o adultos mayores, pues pueden atropellar a alguien provocándole una caída fatal.

EN ADULTOS MAYORES.

· Sensibilice y familiarice a los adultos mayores sobre los factores de riesgo en su hogar, así como la importancia de eliminar estos factores o evitarlos.

· Elimine de su casa tapetes, cables en el piso, baches y cualquier otro elemento que ponga en riesgo su desplazamiento.

· Evite que los adultos mayes realicen quehaceres domésticos como trapear, lavar baños o cualquier otra actividad que les puede generar una caída.

· Instale en sus baños tapetes especiales anti derrapantes.

· Evite que sus niños dejen juguetes tirados en el piso, principalmente pelotas, u objetos con ruedas.

· Recomiéndeles el uso de prendas de vestir y calzado, adecuados a las características de las personas adultas mayores.

· Indúzcalos a realizar programas de fortalecimiento muscular y de movimiento, equilibrio, fuerza, balance y entrenamiento cognitivo.