RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PARA EVITAR EL ROBO DE AUTOPARTES.

0
293

POR EL CMTE. GERMÁN HERNÁNDEZ SANTIAGO

El robo de autopartes se refiere al apoderamiento por un tercero de una o varias partes de un automóvil, apoderamiento que es realizado contra la voluntad del propietario del automóvil, esto conforme la ley.

Este es uno de los delitos de mayor incidencia, pues el apoderamiento de autopartes es muy sencillo, existe mucho mercado para las partes robadas, la falta de denuncia y la ineficiencia de la autoridad en la desarticulación del gigantesco comercio que rodena a este ilícito lo han convertido en un delito casi impune, vasta con ver las estadísticas que presenta la Fiscalía General del Estado sobre este ilícito, y no se digan las estadísticas de las que da cuenta el Gobierno Federal.

De acuerdo con las cifras proporcionadas por el Centro Nacional de Información dependiente del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, en el mes de enero del año en curso se registraron a nivel nacional 1,515 incidentes relacionados con el robo de autopartes, de los cuales solo 17 corresponden al estado de Oaxaca.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) publicó un estudio donde expone que el robo total y robo de autopartes en México alcanzó cifras históricas, revelo también las cinco autopartes más robadas en el país, siendo las siguientes.

1. Fascias.

La fascia es “la cara” de tu automóvil. Su nombre proviene del término italiano faccia, cuya traducción al español es cara. Por lo general, estas piezas suelen acoplarse a la carrocería a través de puntos de presión, por lo que el robo de estas autopartes es sencillo.

2. Faros.

Seguimos con los ojos de tu vehículo. Los responsables de alumbrar baches, topes, o cualquier otro elemento presente en la vía por la que circulas.

Los primeros autos utilizaban linternas con luz de vela o lámparas de petróleo para ver durante la noche. Sin embargo, hoy en día, los faros más atractivos para la delincuencia son aquellos que integran tecnología Full LED, por su mayor durabilidad, menor consumo energético y luz blanca más potente.

3. Espejos.

Esta pieza es esencial para conducir de manera segura. Gracias a los espejos podemos percibir el ambiente completo: miramos los autos que se aproximan y todo lo que ocurre a los costados.

Además de ser esenciales para el manejo, la tecnología los ha vuelto mucho más llamativos. Actualmente, existen espejos térmicos (antiempañables), con luces direccionales y con oscurecimiento automático para evitar ser deslumbrado en la noche.

4. Parrilla.

En los comienzos de la industria automovilística, la parrilla fue diseñada con el único objetivo de proteger el radiador contra impactos desde el exterior y nivelar su temperatura.

Hoy en día, los motores ya cuentan con sistemas de enfriamiento independientes al radiador. Aun así, los ladrones roban estas autopartes por su valor decorativo.

5. Cofre.

Resulta una verdadera hazaña robar estas piezas, pues el mecanismo que los une a la parte delantera del auto incluye un gran número de tornillos, resortes y tuercas.

Aquellos con entradas de aire al motor se integran a la lista de piezas más robadas. Aunque los cofres estándar también registran un gran número de hurtos, no son los favoritos.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PARA EVITAR EL ROBO DE AUTOPARTES.

§ Evite dejar su vehículo en la calle. Preferentemente utilice estacionamientos de paga y opte por aquellos en los que usted mismo estacione su automóvil.

§ No deje objetos de valor a la vista, escóndalos o guárdelos en la cajuela de manera previa a la llegada a su destinó, pero jamás deje equipos electrónicos dentro del vehículo, recuerde que los malhechores portan tecnologías que les permite detectar baterías de teléfonos, tabletas, computadoras, cámaras fotográficas, etc. razón por la cual jamás deje en el vehículo aparatos electrónicos.

§ Coloque seguros profesionales en calaveras, faros, espejos, batería y llantas.

§ Adquiera accesorios y dispositivos antirrobo, particularmente bastón de seguridad para volante y alarma, instale laminados o películas plásticas de seguridad en los cristales.

§ Rotule o tatue profesionalmente las partes de su vehículo. Esta acción desalienta, en buena medida a los delincuentes, pues difícilmente alguien querrá adquirir una pieza que pueda ser identificada.

§ Contrate un seguro de cobertura especial que le ampare por el robo de autopartes, generalmente son productos complementarios a su póliza que pueden ser adquiridos con un costo marginal.

§ Si fue víctima de robo de autopartes, presente su denuncia ante las autoridades correspondientes.

§ No fomente la venta de autopartes robadas, evita adquirir las partes en sitios que ofrecen productos de dudosa procedencia.

§ Si es testigo de este ilícito denuncie.