RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PARA TRABAJADORES EN OFICINAS

0
152

 

POR GERMÁN HERNÁNDEZ SANTIAGO

Según la Organización Internacional del Trabajo a diario ocurren cerca de 868 mil accidentes de trabajo, de los cuales 1,100 suceden en México, su parte el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señala que en México cada 63 segundos ocurre un accidente laboral, además, un trabajador muere cada 8 horas en un incidente en su lugar de trabajo.

Mientras tanto, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) indicó que en 2017 registraron más de 500 mil accidentes, de los cuales 72 por ciento se dan en el lugar de trabajo, el 24 por ciento ocurren en el trayecto y un 2 por ciento por enfermedades relacionadas con el trabajo, también se estableció que el 90% de estos accidentes se debe al factor humano.

La capacitación en materia de identificación, prevención y atención de riesgos es elemental en todos los ámbitos laborales, sin embargo, es un tema que no solo no se considera en el proceso de capacitación laboral, es un tema que se ignora o desconoce, por esta razón, hoy te brindamos una serie de recomendaciones de seguridad encaminadas a prevenir accidentes en las oficinas.

GENERADORES DE ACCIDENTES LABORALES.

Derivado de la accidentabilidad laboral y la atención prehospitalaria y hospitalaria el Instituto Mexicano del Seguro Social ha determinado dos principales fuentes de producción de accidentes en el trabajo.

1. Condiciones peligrosas

§ Métodos de trabajo y procedimientos de trabajo incorrectos.

§ Defectos en los equipos, maquinarias, herramientas de trabajo e instalaciones,

§ Incorrecta colocación de los materiales o productos en las áreas de trabajo.

§ Maquinarias y herramientas en mal estado.

§ Instalaciones con deficiente mantenimiento.

§ Falta de orden y limpieza en las áreas de trabajo.

2. Actos inseguros.

§ Provocar situaciones de riesgo que ponen en peligro a otras personas.

§ Usar de manera inapropiada las manos u otras partes del cuerpo.

§ Llevar a cabo actividades u operaciones sin previo adiestramiento.

§ Operar equipos sin autorización ni conocimiento.

§ Limpiar, engrasar o reparar maquinaria cuando se encuentra en movimiento o instaladas a la corriente eléctrica.

§ No usar el equipo de protección personal adecuado.

§ Utilizar químicos para limpieza o mantenimiento, sin avisar al personal que labora en el lugar.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PARA TRABAJADORES EN OFICINAS.

§ Establecer protocolos de seguridad, limpieza e higiene laboral y acatarlos.

§ Mantenga las entradas, salidas, pasillos y escaleras siempre despejados, el margen mínimo de seguridad entre un objeto y otro es de 90 cm.

§ No utilice audífonos, manos libres o música con volumen muy alto.

§ Evite distraerse con viendo televisión, o enviando mensajes por teléfono o correo electrónico.

§ Revise las cerraduras de puertas y ventanas que se mantengan en condiciones óptimas y tenga siempre al interior de su oficina una llave de todos los accesos, esto le permitirá no quedar atrapado en caso de algún siniestro.

§ Identifique y mantenga a la vista y al alcance hidrantes, extintores, botiquines de primeros auxilios y teléfonos, esto le permitirá atender una emergencia de forma oportuna.

§ Si utiliza químicos en pisos, escritorios, vidrios, baños, etc. Informe a sus compañeros de trabajo, muchas personas son alérgicas a este tipo de productos de limpieza, su alergia los puede llevar a la muerte.

§ Evite aglomeraciones en pasillos y escaleras.

§ Evite tener en las oficinas a sus hijos, recuerde que ningún ambiente laboral es seguro cuando se presentan siniestros naturales como terremotos, o siniestros humanos como asaltos armados.

§ Asegúrese de contar en su oficina con una relación de personas que contenga la información de alergias, enfermedades, fobias, etc. De su personal.

§ Evite dar mantenimiento o reparar maquinas, herramientas y/o aparatos eléctricos si usted no es experto en ello.

§ Evite divulgar el giro al que se dedica su empresa u oficina.

Recuerde que ningún ámbito laboral es 100% seguro, por lo tanto, es responsabilidad de todos y cada uno de los trabajadores generar condiciones óptimas de seguridad en el trabajo.